Encontraron al estudiante de 14 años que había desaparecido: tenía un disparo en la cabeza

El adolescente había sido visto por última vez el viernes a las 7.30, en los alrededores de la escuela “Lengüitas”
La familia de B., de 14 años, alumno del colegio Lengüitas, lanzó una búsqueda desesperada por redes sociales para encontrar a su hijo adolescente de 14 años que estaba desaparecido desde el viernes. Efectivos de la PFA lo encontraron el sábado poco antes de la medianoche en los Bosques de la misma zona, cerca de la estación Saldías. El menor tenía un disparo en la cabeza, confirman fuentes del caso.
Como parte del procedimiento, los investigadores triangularon la señal del celular del menor y lo localizaron en los bosques de Palermo. Personal del Departamento Antisecuestros Sur de la Policía Federal que depende de la Superintendencia de Investigaciones Federales fueron los responsables de encontrar al menor de edad.
Fuentes del expediente informaron a Infobae que el joven llamó a su papá y le dijo que estaba en un lugar “lleno de piedras”. Al acudir a la zona, los policías lo encontraron débil, hablando incoherencias y con un revolver a su lado. Por lo pronto, se presume que se trata de un intento de suicidio, aunque todavía esa línea investigativa no está descartada.
Ante el estado en el que fue encontrado, el adolescente fue trasladado en una ambulancia para que reciba atención médica. La causa quedó a cargo de la Fiscalía Número 15, quienes indagarán sobre los hechos ocurridos desde el momento de su desaparición en adelante. Intervino también la UFESE, el ala de la Procuración dedicada a secuestros, ya que una llamada que provenía de una zona cercana a un penal en Florencio Varela pedía 80 mil pesos por su liberación, aunque todavía no se comprobó si B. fue secuestrado. La llamada podría explicarse por la mediatización de la búsqueda del menor, una jugada cruel de un oportunista.
El caso salió a la luz a partir de la denuncia iniciada por los padres del estudiante, visto por última vez a las 7.30 del viernes cuando se dirigía a asistir a clases en la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Sofía Esther Broquen de Spangenberg, conocida popularmente como “Lengüitas”, ubicada en Juncal al 3200, a pocas cuadras del shopping de Alto Palermo.
Además de dar a conocer su descripción física, la familia indicó que al momento de su desaparición, estaba vestido con un buzo y una remera color negro, un pantalón tipo babucha azul, zapatillas negras y una gorrita con visera.
Tras la denuncia realizada, la investigación policial identificó el recorrido del adolescente a través de las cámaras de seguridad de la zona, y a partir de la reconstrucción de los llamados al teléfono celular del joven.
“No sé qué hacer, estoy desesperada”, dijo la madre del estudiante a Infobae, pasadas las 19 del sábado. Horas después, efectivos policiales lograron dar con su paradero en los bosques de Palermo.
Según señalaron desde la familia, la última comunicación que registraron de Benjamín se habría producido durante la madrugada del sábado, hacia la 1.30 AM, a través de su cuenta personal de Instagram con otra compañera de colegio. Sin embargo, ni ella ni los amigos del chico sabían dónde podría estar ni tenían información al respecto.
Al entorno del joven llegó el nombre de “Felipe”, otro adolescente y estudiante que iba otro colegio, y con quien compartiría una presunta relación de amistad con el joven. En base a esa información, en las últimas horas, se profundizó la búsqueda también por el barrio del Abasto. Sin embargo, los datos técnicos obtenidos a partir del uso del celular, permitieron que los investigadores localizaran al menor de edad.

Comentarios Facebook