Escuela Privada San José Obrero: «No se trató del secuestro de un niño», aclararon

Luego de que el martes por la noche se generara una revolución en las redes sociales donde aseguraban que un menor de 6 años había sido secuestrado de adentro de la Escuela Privada San José Obrero de esta ciudad, la directora de la institución, Daniela Barbieri, en diálogo con el Grupo de Medios TVO habló sobre lo ocurrido y aclaró que el hecho ocurrió afuera de la escuela y en el horario de entrada, cuando el padre (que tiene la tenencia) y la madrastra del menor lo estaban llevando a que cursara y en ese momento la madre biológica del niño había bajado de otro vehículo y se lo llevó a la fuerza. La Policía ya logró dar con su paradero y está en buen estado de salud.
«Estamos muy angustiados por lo que pasó, sabíamos desde un principio cómo fue la cosa porque habían problemas judiciales de por medio, estaba judicializado el caso del niño pero en las redes no se informó así», comenzó explicando Barbieri y detalló que el martes «en el transcurso de las 13 horas la madrastra del niño junto con su padre que tiene la tenencia traían al niño a la escuela y en ese momento según ellos dicen porque no había nadie, no hay testigos ni nada, solo por comentarios del padre que nos vino a contar a las 13:30 horas, se acercó un auto con la madre biológica y lo llevó al niño a la fuerza, ahí comenzamos a charlar con el padre y le dijimos donde se debía dirigir, a la Subcomisaría Bernandino Rivadavia que es de nuestra jurisdicción y él nos había comentado que ya había ido a la Comisaria Primera, le habíamos dicho también que por favor vaya a la Delegación de Trata de Personas y en forma inmediata se fue», dijo.
«Después estuve en contacto con el comisario, Sergio Báez de la Subcomisaria Bernardino Rivadavia que me tenía al tanto, me había dicho que ya se tomaron todas las medidas para ver si podían solucionar este tema, eran altas horas de la noche, la escuela estaba angustiada por lo que ocurrió en las redes donde decían que al niño lo habían sacado de la escuela, que fue un rapto, es traumático lo que vivió ese niño y también nos ponemos en el lugar del padre porque que le saquen así al niño sabiendo que la madre desde hace 1 año no veía al nene, no estaba bajo su guarda, es difícil, el niño habrá estado mal porque lo sacaron de su escuela donde iba a cursar ese día y de donde él vive, habrá sido bastante traumático», acotó la docente.
Asimismo aclaró que el hecho ocurrió fuera de la institución y mucho antes del horario de ingreso que es a las 13:30 horas. «Pasó antes del ingreso a clases, yo estoy sorprendida de cómo las redes distorsionaron toda la realidad, en un momento dije que me iba a meter a explicar pero iba a confundir más a la gente, mejor esperé que actúe la justicia y la Policía que lo hicieron de manera inmediata, yo miraba lo que se ponía en las redes y me quedé muy sorprendida».
De la misma forma señaló que «de todas formas agradezco la preocupación de la gente ya que si esto dio lugar a la restitución del niño, de que se lo pueda encontrar está bien porque hablé con el comisario hace un rato y el menor ya fue encontrado, si esto provocó que todo se mueva más rápido bienvenido sea, pero también está el tema de alarmar a la población, estaba el nombre de la escuela en las redes y eso es lo que me preocupó, aparte de preocuparme por el menor que tiene recién 6 años, también nos preocupaba que estaba el nombre de la escuela y decían que alguien vino y raptó a un niño de acá, eso también fue preocupante porque alarmó a toda la comunidad».
En ese marco Barbieri contó que la institución cuenta con un protocolo para entregar los niños que son muy pequeños. «Nosotros tenemos un régimen, a principio de año ya se toman esas medidas, hacemos firmar a los padres sobre quiénes son las 3 personas que pueden retirar a los niños en determinadas situaciones y en el horario de salida no pueden ir con nadie más que no sean esas personas que ya están anotadas y nosotros nos quedamos hasta la hora en que vengan a buscarlos, nos hemos quedado incluso hasta las 19 horas esperando que los padres vengan ya que muchas veces han tenido algunos problemas y no han podido llegar, nos quedamos con la docente, la directora o la vicedirectora haciendo compañía, jamás dejamos a un niño solo», aseguró.
Expresó además que ante lo ocurrido no dejaron de llamarla desde distintos puntos para que aclare lo que había pasado, siempre teniendo en cuenta que la gente creía que se trataba de un rapto. «Eran las 2 de la mañana y me seguían preguntando, fue una cosa de todo el país, me llamaban desde otras provincias, familiares, amigos que estaban preocupados porque saben la situación que tenemos en la docencia y acá en la escuela. Los padres me escribían, nos reunimos a la mañana y estamos bien esperando cómo sigue el proceso de la justicia que seguramente va a dictaminar la restitución del niño», explicó.
«Es lamentable lo que vivió ese pequeño, desde la escuela con la asistente social seguíamos el caso, hemos hablado con la madre biológica en su momento a comienzo de año porque ella vino y quería hablar con su hijo, pero le explicábamos que judicialmente a nosotros se nos impedía esa situación pero la recibimos bien a la mamá, nunca dejamos de escucharla, cuando ella estaba con nosotros hemos llamado al padre también para informarle la situación al menos de que la mujer había venido a hablar con nosotros, nuestra asistente social también charló muchísimo con el papá y lo ha guiado sobre cómo seguir este tema para que sea lo menos perjudicado el niño», manifestó.
«Ya sabemos cómo actuar en este caso porque hay muchísimos otros casos no a este extremo porque hacemos todas las prevenciones de cómo actuar, es la primera vez que ocurre pero sabemos que podría pasar en los casos judicializados, sabemos cómo actuar con el protocolo y a los padres se les informa. Muchas veces fuimos criticados porque la escuela está bajo llave siempre pero nos ha pasado que personas extrañas entraron porque dejamos la puerta abierta, ahora tomamos los recaudos de poner llave y ya saben el horario en que tienen que venir más por el calor que hace afuera, en la vereda no pueden estar, hemos tomado muchas medidas, dialogado un montón con los padres y hemos cambiado un montón de cosas que dieron resultado, pero lástima lo que le sucedió a nuestro pequeño alumno», finalizó Barbieri.

Comentarios Facebook