Estudiantes secundarios de Comandante Fontana recibieron completos controles de salud

Ante el inicio de un nuevo ciclo lectivo los jóvenes fueron evaluados por el equipo de salud del Hospital de Comandante Fontana y recibieron sus certificados de aptitud física, requisito solicitado para la inscripción.
Una jornada de controles de salud a estudiantes secundarios, fue llevada a cabo en la EPES Nº 14 de la localidad de Comandante Fontana, a fin de corroborar el buen estado de salud de los y las adolescentes y a su vez, detectar de forma temprana distintas patologías que pueden presentarse de manera silenciosa.
Además de los exámenes, el equipo de salud extendió certificados de aptitud física, un requisito solicitado por las instituciones educativas del nivel secundario, tanto para la inscripción al ciclo lectivo como para que puedan participar de las clases de educación física.
Cabe mencionar que en el certificado de aptitud física se hace constar si el alumno “está o no apto” para hacer los ejercicios y otras actividades que requieren de un esfuerzo físico”, comentó la directora del Hospital de Comandante Fontana, la doctora Carina Luna.
“Que los alumnos reciban los controles necesarios, es una estrategia que se implementa para disminuir los riesgos de que puedan llegar a sufrir complicaciones al momento de hacer esas actividades”, agregó.
Sobre las evaluaciones, indicó que fueron realizadas mediciones antropométricas de peso y talla, de la tensión arterial y frecuencia cardíaca. Fueron también registrados distintos tipos de antecedentes personales y familiares, de acuerdo a los parámetros médicos establecidos para estas edades.
En la misma línea, se hizo la revisión del estado de salud bucal de los escolares, al igual que de la agudeza visual y auditiva en cada caso.
La médica hizo notar que los controles con el pediatra son frecuentes durante la niñez, pero en la adolescencia “suelen ser más escasos, porque los adolescentes no van tan seguido a la consulta”.
Al respecto, remarcó la importancia de que los y las adolescentes, continúen con las evaluaciones de salud requeridas para ese período de la vida, ya que permiten detectar factores de riesgos que si no son tratados, oportunamente, pueden evolucionar en distintas enfermedades, alguna de las cuales pueden ser crónicas y otras que pueden complicar a la salud desde edades tempranas.
Insistió sobre lo anterior, que cuando las enfermedades son detectadas de forma temprana pueden ser tratadas oportuna y adecuadamente, para lograr su cura y la pronta recuperación del paciente.
Y finalmente dijo que “el buen estado de salud en la etapa del colegio secundario es un factor clave para el buen rendimiento escolar”. Por lo tanto, es fundamental que los padres, madres y otros adultos que están a cargo, “lleven a los chicos a hacer la consulta y cumplir con los estudios periódicos”.

Comentarios Facebook

Lo más leído