Eugenia Tobal, conmovida por el escrito que le dedicó una poeta española

“Eugenia Tobal, madres que crecen, que se apagan, pero que siempre iluminan”, es el título de la columna que una escritora española realizó sobre la actriz que pronto se convertirá en mamá y que la conmovió.
“Hoy termino el día explotada de amor y de sorpresa al recibir este regalo de alguien que no conozco y que no me conoce personalmente pero supo ver, desde otro continente, esta descripción, esta poesía y estas palabras tan sentidas, que me dejó, como le escribí en un mensaje a ella, con el alma delante de los ojos y el corazón explotado de emoción. Porque ni yo misma me doy cuenta el camino recorrido y la fuerza que se tiene para sortear las adversidades y seguir… seguir y seguir dando batalla a cada obstáculo que la vida presente, mirando para adelante y creciendo para ser cada día mejor persona sin joder a nadie”, comenzó escribiendo en su cuenta de Instagram la ex conductora de Cocineros de noche.
Luego, le siguió agradeciendo a Sonia Fides: “Tengo la mejor maestra del mundo, mi mamá, que hoy sigue enseñándome día a día. Y si algo puedo decir, es que pasar por esta vida y no aprender es un gran desperdicio. Nada fue, ni es en vano, todo y cada situación vivida fueron y son mi gran enseñanza. Un gran regalo el de hoy, gracias, gracias y más gracias por este ‘presente’ tan profundo y sentido”.
Es que en el emotivo texto, la escritora relataba el camino de Eugenia Tobal hasta su presente, resaltando que “sobrevivió a vientos con malísimas intenciones”: “Es un espejo sagaz que nos redirige mientras la vemos vivir, mientras la vemos posar su cabeza sobre la del Papa Francisco en una suerte de insospechada Verónica que no se merece el artero siglo XXI, mientras la vemos tomar con firmeza la mano de Ofelia, su madre enferma, y rodearla de ternura formando una coraza que vale su peso en oro, mientras la vemos ‘sacar la lengua contra el cáncer’ en un gesto generoso que salva de la desesperación a muchos, mientras vemos su vientre amoratado por culpa de la heparina”.
“Eugenia está alejada de todos los estereotipos que a veces lleva implícita su profesión. Por eso nunca es un espejismo cuando la oscuridad le arranca la piel que le ha prestado la imaginación de otro. Es una mujer que maneja la realidad con esa elegancia con que un mago principiante maneja por primera vez los elementos del que espera que sea su mejor truco”, sigue su descripción.
La autora, no deja de mencionar a la hija de la actriz, que nacerá en las próximas semanas: “Su pequeña Ema va construyendo en ese gran océano que está ofreciéndole Eugenia dentro de su vientre una vida que ya se reconoce como única”.

Comentarios Facebook