Ex trabajador de Canal 11: «Quieren destruir el material de una causa que está en trámite»

En contacto con el Grupo de Medios TVO, Guillermo Raúl Sánchez, ex empleado de Canal 11 y quien desde hace 14 años lleva adelante una causa por la quita del convenio colectivo de trabajo en su lugar laboral contó que días atrás realizó una denuncia por «vandalismo judicial» ya que le llegó una notificación donde le informaban que se le devolverían todas las pruebas documentales ofrecidas por su parte con la obligación de recibirlas ya que caso contrario «serán incineradas y/o remitidas a la Secretaría de Gobierno dentro del programa de acopio de material reciclable para el Hospital Garrahan». «Esto es insólito e inexplicable porque la causa continúa en curso y se encuentra pendiente de resolución un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por denegación de la queja efectuada por el Superior Tribunal», sostuvo en su denuncia.
En e comienzo de la entrevista, el mismo dejó en claro «soy empleado de canal 11 aún, gracias a Dios conservo el status de empleado de Lapacho Canal 11, desde 1.986 soy empleado de LT88 Canal 11 de jurisdicción y orbita nacional. El Gobierno Provincial perpetró la toma del medio después de perder las elecciones nacionales con Fernando De la Rúa, tomaron el canal valiéndose de un tecnicismo jurídico que hablaba de cierta orbita donde debía desempeñarse el medio, pero sin ningún tramite ni transición, ni tampoco contemplación legal».
Explicó que a partir de ahí comienzan los problemas. «Primeramente reconocieron el convenio, durante dos años no hubo ningún problema se pagó el convenio, de hecho, el Primer Interventor nos garantizó que nuestro status laboral no se iba a modificar, yo fui uno de los pocos que pedí que el reconocimiento sea por escrito, pero por una falta de apoyo de cierta gente no se pudo concretar. Finalmente cuando la convertibilidad cae el primer gremio en pedir una recomposición fue el Sindicato Argentino de Televisión, al conseguir la nueva escala salarial comenzaron los problemas de manera intempestiva porque de un día para el otro desconocen el convenio, de la misma manera autoritaria nos condenan al estatuto del empleado público provincial; gente que tenía 30 años de trayectoria dentro del canal fue pasada sin ningún tipo de escrúpulos a la administración pública provincial y a cobrar los magros sueldos», dijo.
Reconoció que ante la situación comenzó un reclamo que «tras un tiempo largo dio sus frutos». «Nuestro problema comienza cuando la cosa se vuelve personal, ya con la gente del gobierno y nos expulsan del canal. Hoy por hoy tranquilamente estamos dentro de la categoría de perseguidos políticos ya que cobramos el salario, hasta el presentismo, pero no nos dejan entrar a trabajar mediante una herramienta que se llama licencia extraordinaria, es decir, nos tienen como que todos estamos enfermos”, confió.
Seguidamente añadió que todo se fue dando en el marco de una convivencia «toxica» entre empleados y el gobierno provincial. »Yo fui uno de los primeros en comenzar esta lucha por nuestros derechos, y creo que a este punto soy el último porque gracias a Dios mi causa sigue en la Justicia y solamente en Formosa puede ocurrir el desenlace que tiene. Yo puedo seguir con mi causa tranquilamente, pero lo que hoy denuncio es en lo que se ha convertido la Justicia formoseña, que desde mi punto de vista se ha convertido en la tumba del derecho y los jueces son los sepultureros de ese derecho, eso es gravísimo e indignante».
«En ningún lugar y en los Códigos mismos no se prioriza la cuestión formal por encima de la Justicia. En el último movimiento, mi causa fue desestimada por el Superior Tribunal de Justicia porque faltó una fotocopia de algo que está incluido dentro de la misma y que debió ser presentado según ellos nuevamente. Por esa formalidad fue desestimada mi causa. Entonces, se pueden echar por la borda 14 años de lucha por un tecnicismo, por una cuestión formal, yo creo que no, estoy seguro que no», lanzó indignado.
Y prosiguió Sánchez: «yo hice una carta que fue viralizada en las redes sociales, la misma la titulé ‘el verdadero mal de la democracia’ en donde hablé de la Justicia. Inmediatamente después de esa nota recibí una cédula por parte del Poder Judicial en donde dicen textualmente que en el caso que no me presente van a destruir o reciclar el material en el que está impreso la documental de la causa, es decir, es una aberración por donde se le mire, llegamos al punto donde los jueces, los funcionarios judiciales no tienen vergüenza de nada. Quieren destruir el material de una causa que está en trámite».

Lucha

«La lucha judicial comenzó en el año 2003. Por mucho tiempo no pasó nada, porque acá hay algo sistemático donde cualquiera que se enfrente al gobierno de Formosa corre con la suerte de la desidia, la burocracia y todo vericueto legal que se le pueda añadir a la causa. Por mucho tiempo no hubo novedades, después cuando se vencieron todos los plazos legales dan vista de causa a mi reclamo y lógicamente es una fotocopia de las primeras demandas que fueron rechazadas. El Gobierno baja una orden y todo se acomoda, ya ni siquiera se intenta ser justo o atenuar el grado de injusticia desvergonzada», recordó el mismo y agregó que «da vergüenza ajena el accionar de la Justicia, aparte de la impotencia porque esto nos lleva la vida. Hace 14 años que estoy con este reclamo, te cambia, tus familiares sufren, se cambian los destinos de todo el entorno».
Consultado por su causa indicó que hay una causa más en trámite que es la de su padre quien también trabajó en Canal 11 «de echo falleció en actividad; se murió en una atroz depresión por esto. Era un hombre de avanzada edad que ante toda esta adversidad se deprimió y falleció. Él también tiene una causa pos mortem que con la mía es la única queda, y ambas están en el mismo estado porque sacan fotocopia de una resolución y la ponen a las dos».
Disparó que «nuestros jueces se convirtieron en simple peones del poder central, es una vergüenza. Son un insulto para la decencia de los formoseños. La república es fundamental, la sana interacción entre los poderes es lo que hace una república y si no hay independencia se convierte en esto, en un autoritarismo sin precedente en Formosa, esto – quita de convenio colectivo- jamás sucedió».
Opinó que «la razón primordial del derecho es siempre la ampliación nunca la contracción. Es una locura por donde lo mires. Tenemos dictamen favorable del Ministerio de Trabajo de la Nación, de la Organización Internacional del Trabajo, de consultoras, fundaciones y a estos jueces no les interesa eso».
«Yo hice una denuncia de la cual no me voy a retractar porque alguien tiene que decir y hacer algo. Pido a Dios que la Corte nos dé un poco de derecho» sostuvo y aclaró Sánchez que «la denuncia es por vandalismo judicial porque realmente no tienen vergüenza».
«Si somos paladines de la Justicia Social como rezan en Casa de Gobierno donde está la Justicia y la Justicia Social, si hay semejante relación carnal entre un poder y el otro por lo menos deberían disimular, la vergüenza no hay que perderla por un minino de respeto a la profesión que juraron. Son funcionarios públicos al servicio del bienestar de la gente y no al servicio de la opresión a quienes no están de acuerdo o reclama algo que es justo en nuestro caso», cerró.

Comentarios Facebook