Exfuncionario de Ambiente dijo que Bergman ejecutó solo u$s10 millones en obras que incluían pozos de agua para los wichis

El ex secretario de Política Ambiental en Recursos Naturales, Diego Moreno, admitió que solo se ejecutó alrededor del 30% del Programa Bosques Nativos y Comunidad, con contó con un crédito del Banco Mundial por u$s38 millones, y que en entre otras obras, preveía realizar pozos de agua para los wichís en Salta.

Moreno rechazó las acusaciones que realizó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, sobre la supuesta devolución del préstamo internacional y afirmó que el empréstito «no estaba orientado a obras hídricas específicamente». Sin embargo, reconoció que en cuatro años de gestión solo ejecutaron unos u$s10 millones y dijo que el financiamiento fue por u$s32 millones.

«Se trata de un crédito del Banco Mundial denominado Bosques y Comunidades y está orientado al trabajo con comunidades en el territorio indígena de Salta, Chaco y Santiago del Estero», explicó el exfuncionario de Cambiemos.

En diálogo con Radio 10, el ex integrante del área que conducía Sergio Bergman indicó que el objetivo del préstamo era promover una mejora en el manejo de bosques, el uso de recursos, y las condiciones de vida de comunidades de esas tres provincias. «El proyecto no estaba orientado a obras hídricas específicamente, porque no es una competencia del Ministerio de Ambiente, ni del pasado ni del actual, trabajar en esa línea en particular», subrayó al justificarse.

El ex funcionario de Macri destacó que cuando el Estado comenzó a abordar la problemática para la cual estaba destinado el préstamo, surgió el tema de la falta de agua: «Ese componente, con muy buen tino, fue incorporado en ese momento para que en aquellas comunidades donde hubiera esa necesidad, existiera la posibilidad de poder invertir en obras hídricas», remarcó.

El Gobierno denunció que el ex secretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible Sergio Bergman había devuelto u$s38 millones del préstamo del Banco Mundial, que tenía como uno de sus objetivos realizar pozos de agua para las comunidades wichis, pero que no se habían llevado a cabo las obras.

Moreno indicó que el proyecto comentó a ejecutarse en 2015 desarrollando una variedad de actividades por lo que aseguró que actualmente más de 500 familias de Salta, Chaco y Santiago del Estero ya tienen acceso a agua potable. «El trabajo en la provincia de Salta estaba programado. Se había firmado un acuerdo para un plan comunitario dentro del cual, a pedido de la comunidad, se había previsto la ejecución de los siete pozos, esa obra no estaba detenida sino que estaba programada», precisó, en alusión a la construcción anunciada por Cabandié.

Comentarios Facebook