FEGHRA: “Ni los privados ni el gobierno puede bancar económicamente otro cierre comercial”

Matías Orozco, delegado en Formosa de la Federación Empresarial Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), en diálogo con el Grupo de Medios TVO aseguró que “ni los privados ni el gobierno puede bancar económicamente otro cierre comercial”, ante posibles nuevas restricciones en la provincia, en el marco de la segunda ola de coronavirus que llegó al país y que motivó que ayer por la tarde el presidente Alberto Fernández dictara nuevas medidas que regirán en la Argentina con el fin de parar el aumento de casos.
“A nivel nacional quizás va a haber una restricción horaria, pero en Formosa ya tenemos la limitación horaria, se entiende que haya una restricción a nivel país porque la gastronomía está abierta en su totalidad, inclusive con el interior de los locales trabajando, no tienen limitación horaria, pero en Formosa que no hemos trabajado todo el año correctamente y ya tenemos la limitación establecida que es hasta las 1 de la mañana y sin que funcione el interior de los locales”, explicó Orozco.
Aseveró además que “ni nosotros los privados ni el gobierno puede bancarse económicamente un cierre comercial, tenemos que apelar a la cordura de todos los ciudadanos, una cafetería con las mesas con distancia, que cumple el protocolo y demás, tranquilamente podría seguir trabajando, hay que hacer el esfuerzo para decir de no saturar los transportes, los lugares cerrados de gente, hay que ir achicando la circulación de gente donde se pueda, hay lugares donde ya no se puede limitar más, por ejemplo el sector comercial ya no tiene espalda para aguantar un cierre y tampoco la tiene el gobierno para darnos un sostén económico que necesitamos para cerrar, no es necedad, entendemos que hay una situación sanitaria que necesita una disminución de la circulación, pero no estamos con la capacidad económica de aguantar, hace un año que venimos aguantando deudas y no lo podemos seguir haciendo”.
“Hoy tenemos una situación que nos demanda un diálogo, estamos pidiendo ese diálogo y ver si analizando la situación entre todas las partes podemos buscarle una salida a todo esto que nos beneficia a todos y que quedemos satisfechos, si nos dicen que es necesario cerrar se cierra, pero cómo queda todo lo pendiente porque hay muchas cosas pendientes, no es solo cerrar un negocio”, expuso.
Señaló también que todo este tiempo que se mantuvieron abiertos “en rebeldía” y a modo de protesta, “hemos recibido dos denuncias penales cada comercio y todo lo que sean infracciones municipales y de Defensa al Consumidor recibimos unas 10 cada local, eso también es otra cosa, estamos viendo de que sabemos que transgredimos una normativa, pero creo que estaba dentro de un plan de protesta que era para visibilizar una situación que no la podíamos hacer visible de ninguna otra forma, intentamos mediante notas, mediante llamados de teléfono pero no lo pudimos hacer entonces esperamos que todas estas intimaciones y demás no terminen en multa económica porque después de un año de trabajar, tener que pagar multas, sería algo ilógico, es imposible para nosotros”.
Para finalizar aseguró que “hay denuncias penales donde fue necesario hacer la eximición de prisión, presentar un domicilio legal donde recibir las notificaciones, tuvimos que ir a ponernos en compromiso de que vamos a asistir cada vez que nos llamen, es algo increíble”.

Comentarios Facebook