Felicitas Pizarro, a punto de ser mamá por segunda vez: “No pienso en las fechas”

“Me voy a hacer el trabajo más lindo del mundo, que es el de ser mamá”, dijo hace unos días Felicitas Pizarro al despedirse de El gran premio de la cocina. Es que en los próximos días, la cocinera, que ya tiene un hijo, Ramón (4), se convertirá en mamá de Indalecio. En diálogo con Teleshow contó cómo se prepara para el nacimiento de su bebé.
“Se me pasó super rápido, este año como a todo el mundo se pasó volando y embarazada siendo ya mamá no pongo toda la atención en el embarazo sino también en el hermano mayor”, dijo y aunque tiene fecha de parto para esta semana, cree que el pequeño se tomará unos días más para llegar al mundo: “Ramón se atrasó mucho en nacer y este embarazo puede ser parecido así que ni pienso en fechas”.
Es que Felicitas no tiene contracciones ni ningún indicio de que el parto se avecina: “Solo molestias que me indican que estoy terminando el embarazo, pero nada más. Sigo haciendo vida normal solo que más quieta y más conectada”.
¿Cómo se prepara para el día del nacimiento? “Con mucha tranquilidad, poca ansiedad pero con muchas ganas. Tratando de disfrutar mucho de mi casa de mi familia. No es lo único en lo que pienso como me pasó tal vez en el primer embarazo que estaba muy pendiente de todos los cambios, acá van sucediendo y la panza va creciendo, me e encanta pero hay otras cosas girando muy importantes alrededor”.
En estos días, desde que dejó las grabaciones del ciclo de El Trece, aprovechó para lavar y ordenar toda la ropa de Indalecio, tanto la nueva como la heredada de su hermano, ordenó, armó la cuna e hizo el bolso para que cuando tenga que salir corriendo con su marido, Santiago Solernó, a la clínica, esté todo listo. Sin embargo, lo principal para ella durante estas semanas es que pudo estar mucho tiempo con su hijo mayor: “Él necesita de su mamá y no puede creer que esté en casa las 24 horas”.
Aunque es chico, él sabe que se vienen cambios muy importantes en la familia. “El hermano mayor está más franela que nunca, muy cariñoso, uy pendiente de mí y de mi panza. ¡Muy hombrecito!”, dijo orgullosa y feliz por su hijo la cocinera que además conduce con su pareja el ciclo Contigo pan y cebolla, por El Gourmet.
Siendo papás de un nene, salir a la clínica para el nacimiento de Indalecio implicará todo una logística que la familia ya tiene organizada: “Ramón se va a quedar con mis padres que viven a tres cuadras. Sea la hora que sea los llamaré y vendrán casa a estar con él, o lo llevarán, dependiendo de cómo esté yo. Él se va a quedar con ellos mientras estemos internados. Ir con los abuelos para él es Disney, así que está desando que nazca, además sabe que el hermano le va a traer un regalito”.
En pandemia, las clínicas deben cumplir con estrictos protocolos, como tomar la temperatura antes de ingresar, no quitarse el barbijo delante de los enfermeros o no dejar entrar visitas. Sin embargo a Pizarro no le preocupa el contexto: “Es algo que ni hablé tampoco con mi médico. El bebé se queda siempre en mi cuarto desde que nace. Me da mucha confianza”.
Cuando transitaba el séptimo mes de embarazo, la nieta del chalchalero Juan Carlos Saravia, fue diagnosticada con coronavirus, al igual que sus compañeros de El gran premio de la cocina Carina Zampini y Juan Marconi. Aunque era asintomática, tuvo que aislarse en su casa para evitar contagiar a nadie, al igual que su marido y su hijo.

Comentarios Facebook