Festival de Jesús María

Otra vida más se llevó el famoso festival de Jesús María con la muerte del jinete. Se debería prohibir la doma por todos los riesgos que conlleva para el caballo como para el dueño. Basta de priorizar los réditos económicos que sin duda año a año deja tan despreciable evento.

Comentarios Facebook