Fijan en 100 pesos el valor de referencia para el kilo de miel en la Provincia

El Gobierno provincial a través del Ministerio de la Producción y Ambiente (MPyA) estableció en 100 pesos el valor de referencia de la miel, un precio competitivo en la región NEA. Esta medida, tomada año tras año, representa el continuo acompañamiento en la comercialización, que en esta oportunidad es para la campaña 2019-2020.
Según la coordinadora del Programa de Desarrollo Apícola Provincial dependiente del MPyA, Andrea Aignase, «esta decisión tiene como objetivo que los productores apícolas cuenten con el apoyo provincial para lograr el mejor precio del producto teniendo como finalidad aumentar el poder de negociación antes la oferta de los compradores y esto se logra con el precio de base propuesto por el Gobierno de Formosa».
En la provincia se cuantifican unas 15 mil colmenas, en total representan a 290 productores diseminados en las diferentes regiones apícolas. En general, es decir, en toda la provincia, hay 538 apiarios, lo que da como resultado un global superior a los 200 mil kilos de producción de miel contando la totalidad de las regiones apícolas formoseñas.
Dichos datos se desprenden de un informe obtenido del registro de productores apícolas RENAPA proporcionado por el Programa Apícola que da cuenta, además, de información actualizada desde la producción a campo, la extracción y, finalmente, comercialización. Resaltó la coordinadora que los productores pueden acercarse a la oficina del Programa para actualizar los datos o a los coordinadores de las CRO de las diferentes regiones.
Siguiendo la línea sobre el desarrollo provincial en producción apícola, cabe mencionar que la Universidad Nacional de Formosa cuenta con laboratorios donde se realizan los muestreos de calidad que permiten el análisis físico-químico y sensorial necesario para analizar los parámetros de calidad de la miel.
Según explicó la especialista, «la apicultura en Formosa sigue en desarrollo gracias a la diversidad de ambientes naturales y abundancia de recursos que permiten al apicultor instalar sus apiarios y obtener mieles naturales, sin contaminantes de características únicas dadas por las diferentes floraciones».
Contó, además que «en este momento, la producción se encuentra en diferentes etapas de cosecha de miel, en algunas regiones ya se inició la campaña como San Martin II y Villa 213, mientras que en otras regiones de la provincia la temporada se estaría preparando».
Como todos los años, el Estado acompaña al sector apícola fijando un precio justo para los productores que van a comercializar la miel formoseña. Además, se intervino con la provisión de azúcar para la alimentación estratégica de las abejas en los momentos críticos, con tambores de 300kg para el acopio de miel y el análisis de la miel a través del servicio que realiza el laboratorio de miel LAPIFOR de la UNaF.
La miel es un alimento más en la mesa de los formoseños, por ello, se sumó a la propuesta de alimentación que tienen los bolsos Nutrir.

Comentarios Facebook