Firma cerró dos locales de los tres que tenía y hay gran desesperación y angustia entre empleados

Jonathan, uno de los encargados de un local comercial de la zona céntrica, ubicado sobre la calle España entre Moreno y Deán Funes, en diálogo con el Grupo de Medios TVO, relató la angustiante situación por la que atraviesan por la vuelta a la fase 1 en la ciudad capital, lo que obligó a que cerraran las puertas de dos de los tres locales que manejan, dejando con gran incertidumbre a los 15 empleados que poseen.
“No es muy agradable esto, estamos en la expectativa con mi compañero para ver qué pasa, antes de la pandemia teníamos tres locales y ahora nos queda solo uno, estamos viendo qué hacer porque no podemos trabajar, estamos a la deriva porque no hay ayuda, no tenemos el apoyo del gobierno y tenemos que ingeniarnos, mis compañeros están muy asustados sobre lo que pasa con esto, nadie quiere quedar sin trabajo, todos tenemos familia, tenemos que estirar como podemos”, dijo muy angustiado.
“Nosotros tomamos la decisión de cerrar dos locales porque no podíamos, antes teníamos la ayuda de nación que nos cubría al menos la mitad de los sueldos, ahora como es provincial no hay ayuda, los impuestos se siguen pagando al igual que los alquileres, hay que pagar los sueldos, prácticamente no se puede porque no podemos vender”, relató sobre el duro momento que viven.
Dijo además que “somos unos 15 empleados entre los tres locales y ahora que nos vamos a concentrar en uno no sabemos qué va a pasar, si nos quedamos todos, quizás se tenga que reducir porque no creo que en un local estemos los 15”.
En cuando a las ventas bajo la modalidad delivery, aseguró que “no se vende casi nada, la gente con esto de que no puede salir ni trabajar se cuida más, a lo mejor la plata que le queda la guarda porque no sabe lo que le va a pasar, como no puede trabajar la gente guarda la poca plata que le queda y está a la expectativa”.
Asimismo aseguró que hay gran incertidumbre teniendo en cuenta que no se sabe si el aislamiento se extenderá más allá del 19 de enero, “hay temor, enero es largo y se cobra todo adelantando, la gente cobra su sueldo y aguinaldo antes de enero, ya no se sabe qué va a pasar después del 19. No pensamos que íbamos a pasar una situación así, veníamos trabajando bien, gracias a Dios mejoró un poco a fin de año, pensamos que este iba a ser un año mejor, para remontar, pero nos encontramos con una situación peor que la del año pasado”.
“Ojalá que se pongan del lado de nosotros, hay muchos comercios que no saben qué va a pasar, hay muchas familias detrás de cada empleado”, finalizó, conmovido.

Comentarios Facebook