Floppy Tesouro se separó de Rodrigo Fernández Prieto

Floppy Tesouro y Rodrigo Fernández Prieto se casaron en noviembre de 2017, luego de dos años de relación y a un año del nacimiento de Moorea, su hija. Celebraron su unión con una gran fiesta en José Ignacio, Uruguay, rodeados de sus amigos y seres queridos. Tuvieron una primera separación en septiembre de 2019 y se reconciliaron en enero de 2020. Sin embargo, no lograron encontrar un equilibrio y decidieron distanciarse.
Ángel de Brito aseguró que esta separación es definitiva. De esta manera, cada uno seguirá su camino, más allá de que siempre van a estar vinculados por la crianza de la hija que tienen en común. “Todavía no empezaron los trámites de divorcio. No hay terceros en discordia”, explicó el periodista en su programa Los ángeles de la mañana.
En diciembre de 2020 decidieron distanciarse y ya había algunos indicios de que la relación no venía bien. “Se separaron después de estar bastante tiempo juntos. Tuvieron algunas crisis… A muchos les llamó la atención que él nunca fue al Cantando. El motivo principal (de la separación) es el desgaste en la pareja, perdieron eso de acompañarse… Él ahora está de vacaciones con la nena”, señaló el conductor.
La primera ruptura fue en 2019, cuando ella misma dio a conocer la noticia en Incorrectas, el ciclo que conducía Moria Casán por la pantalla de América y del que ella formaba parte como panelista. “La verdad es que lo único que quiero decir es que esto es pura y exclusivamente que la pareja no se está encontrando, que con Rodri… ¡Prometí que no iba a llorar!”, arrancó, y enseguida las lágrimas no la dejaron seguir.
Luego, la modelo agregó: “Nosotros tuvimos una charla supercivilizada con Rodri, ante todo fuimos siempre mejores amigos, entonces eso hace que uno tenga mucha confianza con el otro para hablar. Tuvimos una charla de casi cuatro horas, donde fuimos honestos con esto que nos está pasando. No nos estamos encontrando, él es una gran persona y un gran papá, pero como pareja a veces uno elige un camino, otro elige otro”.
“Yo soy muy Susanita, soy muy compañera, me brindo mucho, me entrego entera, y eso también a veces te hace golpear un poco contra la pared. Él es una gran persona, que sé que me ama profundamente, y que su hija y yo somos los amores de su vida, como me dijo el día que se fue de casa, pero bueno, es algo que tiene que pasar hoy. No sé qué va a pasar mañana, pero yo tengo que ser honesta con esto que me está pasando. Yo busco en mi pareja un compañero de vida”, se explayó.
En enero de 2020, se reconciliaron y realizaron un viaje a Punta del Este. En esa oportunidad, Tesouro dijo: “Arrancamos un muy lindo 2020 con Rodrigo. Es una linda oportunidad para la pareja y la familia. Siempre digo que cuando hay amor hay que apostar, y las cosas se van acomodando. La verdad que me costó mucho tomar la decisión (de separarse), es difícil soltar cuando hay amor, pero no estábamos funcionando, no había mucho diálogo y se habían perdido muchas cosas que tienen que ver con la pareja”.
Estuvieron distanciados cuatro meses, en los que se dieron la oportunidad de “pensar y madurar” aquellas diferencias. “Ahora a Rodrigo lo veo más plantado con apostar a la familia, que es lo mismo que quiero yo, y vamos a darle para adelante”, había asegurado Floppy sobre esta segunda vuelta con el padre de su hija.
Sin embargo, más allá de los esfuerzos que hicieron la ex participante del Cantando y el empresario para continuar juntos, no lograron ponerse de acuerdo ni solucionar sus diferencias. Por este motivo, decidieron finalmente romper el vínculo, aunque todavía mantienen una buena relación por el bienestar de Moorea.

Comentarios Facebook