Francia: la justicia pone tras las rejas al exprimer ministro François Fillon

El exprimer ministro de Francia François Fillon fue condenado este lunes a cinco años de cárcel, dos de cumplimiento efectivo, por un caso de empleos ficticios conocido como “Penelopegate” que empañó la campaña presidencial como candidato de la derecha en 2017.

A esta condena de cárcel se suma una multa de 375.000 euros (423.000 dólares) y una pena de inhabilitación a cargos públicos por diez años.

Su esposa Penelope, que también fue declarada culpable por el tribunal correccional de París, fue condenada a tres años de cárcel en suspenso, una multa de 375.000 euros y dos años de inhabilitación a cargos públicos.

Penelope Fillon, de 64 años, recibió durante años un sustancioso sueldo por un puesto de asistente parlamentaria de su marido, cuando éste era diputado, y posteriormente de su suplente, que según la acusación nunca ejerció.

El escándalo, revelado por la revista Canard Enchainé, truncó en 2017 las aspiraciones electorales de François Fillon, entonces candidato a la Presidencia de Francia.

Un tribunal de París declaró a la pareja culpable de los delitos que se le imputaban, entre ellos el desvío de fondos públicos. La pareja anunció que apelará la sentencia.

Una parte de las acusaciones de malversación de fondos públicos, que se remontan a 1981, prescribieron. Pero, según los investigadores, entre 1998 y 2013 la pareja desvió más de un millón de euros de fondos públicos.

Este escándalo, conocido en Francia como el “Penelopegate”, enterró las ambiciones presidenciales de François Fillon, gran ganador de las primarias conservadores, y provocó la implosión de la derecha francesa.

El tribunal también reprocha al exprimer ministro que posteriormente contratase a dos hijos siguiendo “el mismo mecanismo” al utilizado para el caso de su esposa.

“Nada puede justificar la remuneración percibida”, sostuvo la presidenta de la corte, que apuntó que el papel de Pénélope Fillon se limitó a entregar correo a la secretaria. Así, “no había proporción” entre el dinero recibido y el empleo que realizaba en realidad.

Comentarios Facebook