Fútbol argentino: los jugadores de los clubes grandes acordaron no hablar con la prensa

Boca, River, Racing, San Lorenzo e Independiente coincidieron en no exponerse y no atender a los medios. Lo hicieron para tener intimidad, poseer mayor tiempo con la familia ante un momento sensible y evitar que los futbolistas se refieran a un tema extremadamente sensible y delicado. Las únicas excepciones fueron Silvio Romero, por la situación de sueldos en el Rojo, y unos pocos jugadores de Boca pero en el inicio de la cuarentena.
En las últimas semanas, los jugadores de los «equipos grandes» brillaron por su ausencia en los medios. Sacando Silvio Romero, que declaró por la deuda que posee Independiente con los futbolistas, los protagonistas optaron por el silencio durante la cuarentena ocasionada por el coronavirus.
Tanto Boca como River, Racing, San Lorenzo e Independiente hablaron antes de las complicaciones ocasionadas por el COVID-19 y coincidieron en no exponerse y no atender a la prensa, ya que no sabían dónde podía terminar todo y significaba un tema sensible. Por otra parte, la intención era tener intimidad y pasar mayor tiempo con las familias.
En River se resolvió entre todos que no se darían notas debido a la dificultad del control por las altas demandas y por el coach con los jugadores sobre algunos temas. Hasta ahora, se ha cumplido a rajatabla. Sí es cierto que se han hecho videos de concientización, pero han elegido no dar entrevistas en canales oficiales porque son difíciles de «articular» y con el objetivo de mantener la seriedad ante un tema sensible como la pandemia.
San Lorenzo tuvo su último contacto con la televisión digital en Paraná. Desde allí, hubo una presentación virtual de Mariano Soso y nada más. A partir de entonces, se eligió que no haya más contacto con la prensa ante la incertidumbre de no saber qué ocurría y cómo seguir. Solamente se han limitado a hacer comunicaciones por redes sociales y canales oficiales del club, como videos de jugadores entrenando, haciendo recomendaciones, marcando el compromiso y pastillas como libros que leer o películas para ver, como el caso de Bruno Pitton y Adolfo Gaich. La intención es mantener la salud mental de los jugadores, comentaron desde el club.
Independiente atendió algunos pedidos pendientes al principio. De hecho, desde el club pensaron que podía servir como «servicio» que el deportista cuente cómo vive la época de cuarentena. Siguiendo esa línea, hicieron contenidos para las redes del club. El problema fue autogestionarse, ya que los jugadores debían dedicar tiempo a la filmación y a dar indicaciones. Pese a no ser expertos, se han mostrado predispuestos. Con el correr del tiempo, frente a temas sensibles ante los que el jugador no está interiorizado, el ‘Rojo’ se alineó a los clubes y decidió no atender a los medios.
En su vecino de Avellaneda, Racing, la decisión ha sido no atender a la prensa en conjunto con todas las partes, desde dirigentes (exceptuando al presidente Víctor Blanco), fútbol profesional y prensa y que sólo hagan cosas para medios oficiales. De hecho, la ‘Academia’ fue una de las instituciones que mayor contenido ha gestionado con sus jugadores, ya sea de entrenamiento, entrevista con medios oficiales o videollamadas con socios. Se evalúa hacer una conferencia en formato de teleconferencia. La vuelta a la atención a prensa estará relacionada con un protocolo de entrenamiento. A partir de ahí, se darán indicaciones más precisas.
Boca, por último, trabaja con contenidos para redes con jugadores, entrevistas y efemérides. El ‘Xeneize’ había sido de los pocos que habían decidido que los futbolistas hablaran. No obstante, desde hace dos semanas, definieron que no lo hagan más, ya que entendieron que era suficiente. La intención, de ahora en más, es volver a tener contacto con la prensa cuando regresen a los entrenamientos, cuando también volverán con el coaching, algo que dejaron de hacer.

Comentarios Facebook