Gimena Accardi describió la tensión que existía en las grabaciones de la novela de Nicolás Cabré y Flor Vigna

Por aquel entonces Laurita Fernández, novia del actor, tuvo una fuerte pelea con Flor Vigna que provocó un mal clima en camarines hasta que “Mi hermano es un clon” llegó a su fin.
En noviembre de 2018 se desató un fuerte escándalo entre el elenco de Mi hermano es un clon. Más precisamente entre dos de sus protagonistas: Flor Vigna y Nicolás Cabré. En aquella historia interpretaban a una pareja en la ficción y por esos días, la actriz –que recién debutaba con un papel protagónico– utilizó sus redes sociales para promocionar una escena de sexo que saldría al aire.
Sin embargo, a Laurita Fernández –pareja del actor– no le gustó nada la actitud de la bailarina y se lo hizo saber públicamente a través de una serie de mensajes de Twitter. Fue luego de que Flor borrara la publicación y dejara entrever que había un escándalo en puerta: “Me lo pidieron de muy mal modo y así lo hice, para no generar conflictos. Mi contrato también incluye la promoción del programa, y sólo publiqué una imagen, súper teen como el perfil de mi Instagram, que me acercó el Departamento de Prensa”, indicó.
Lo que generó que Laurita pusiera el grito en el cielo. Por ese entonces, había fuertes rumores de infidelidad de Nicolás Cabré a su pareja con Flor Vigna. Y Fernández consideró que la actitud de la bailarina alimentó dichas versiones, por más que ya habían sido desmentidas.
“Yo no provoco ni hago jueguitos en las redes sociales. Los demás, hagan lo que quieran. Si algo no me gusta, no lo sigo más y fin. Promocionar es publicar algo antes que suceda. Si pedís en privado puntualmente esa foto un día después del capítulo, no estás promocionando nada porque ya sucedió. Si hacés ese tipo de cosas por atrás y provocás que digan pavadas al pepe, hacete cargo. Vivos que después ponen cara de buenos”, fue el fuerte mensaje que escribió la ex jurado del Bailando en una serie de tuits.

Mi hermano es un clon

La tercera protagonista de Mi hermano es un clon –que se emitió en El Trece, producida por Polka– fue Gimena Accardi, quien estuvo invitada a Los Mammones el lunes por la noche y recordó el clima que había en el set de grabación los últimos días, cuando ya Nicolás Cabré y Flor Vigna no se hablaban.
En verdad, quien lo trajo a colación fue el propio conductor del ciclo de América, Jey Mammón, al recordar su breve paso por la ficción. El humorista realizó una participación especial y le tocó ir a grabar cuando la relación entre Cabré y Vigna era distante. “Yo compartí el final. Hice dos escenas –aclaró– y me sentía que era parte”, introdujo el tema.
“Ya en ese momento nadie se hablaba en las grabaciones. Cada uno estaba con su mate. Yo dije ‘¿pasa algo acá?’”, continuó Jey. “Qué clima de mierda”, agregó Accardi, comentario que desató la risa de los presentes.
“¿Había un cima de mierda o me pareció a mí?”, siguió el conductor, intentando ponerle humor a aquella situación. Y la actriz destacó: “Yo seguro te recibí bárbaro”. Cabe destacar que la actriz no tuvo ningún problema con ninguno de sus compañeros. Por el contrario, continuó una relación de amistad con Flor Vigna, quien protagonizó Una semana nada más, junto a Nico Vázquez y Benjamín Rojas, comedia teatral en la que ahora ella la reemplazará.

Comentarios Facebook