Guerra de los Etchevehere: la Justicia falló a favor del exministro y ordenó el desalojo del campo

La jueza María Carolina Castagno ordenó la restitución del campo a los hermanos varones Etchevehere, el cual está tomado por su hermana Dolores y militantes que responden al dirigente social Juan Grabois.

Lo hizo al revocar un fallo de primera instancia y por pedido de la fiscalía y los tres hermanos varones Etchevehere.

La decisión concentró expectativa, luego de que las protestas de productores agropecuarios, la presencia en el lugar del Proyecto Artigas de Juan Grabois y hasta las palabras del presidente Alberto Fernández nacionalizaran el conflicto familiar de Entre Ríos.

En la audiencia que tuvo lugar en Paraná, la Fiscalía y la querella ratificaron el pedido de desalojo, en tanto que la defensa de Dolores Etchevehere se expresó por mantener su permanencia en Casa Nueva, La Paz.

Los primeros en hablar en la audiencia fueron los fiscales Oscar Sobko y Mónica Carmona, quienes reiteraron el pedido de desalojo.

En ese sentido, afirmaron que Dolores cometió “daño a la propiedad, abuso y engaño” cuando con 40 desconocidos tomó el campo el pasado 15 de octubre.

Para el fiscal Sobko, el dueño del campo es la sociedad anónima Margaritas que tiene como presidenta a Leonor, madre de los cuatro hermanos Etchevehere.

Explicó, además, que Dolores tenía que tener la autorización de la autoridad máxima de la sociedad para ingresar y “no la tuvo”.

Luego fue el turno de Rubén Pagliotto, abogado de los tres hermanos Etchevehere varones y su madre.

Expresó que Dolores “no puede hacer Justicia por mano propia” y usurpar el campo en disputa, y le pidió a la jueza Castagno garantizar el derecho a la propiedad y la paz social.

De esta manera, en representación de los tres hermanos, pidió la restitución del campo Casa Nueva, y recordó que Dolores cedió en 2018 sus acciones de Margaritas S.A., la sociedad que es dueña del campo.

Además, negó que haya habido alguna irregularidad tal cual denuncia Dolores en ese tramite en cuestión y criticó duramente al juez Raúl Flores, quien la semana pasada rechazó el desalojo.

En tanto, el abogado de Dolores, Lisandro Mobilia, insistió en que la mujer cedió las acciones del campo bajo extorsión y hasta cuestionó al escribano que dio fe de ese acto, por el cual los hermanos justifican la posesión del campo.

Además, crítico a los fiscales, al asegurar que en casos anteriores ellos dirimían este tipo de conflictos en la justicia civil y no lo penalizaban como lo hacen en este caso.

Comentarios Facebook