Hombre denuncia abuso policial: “Los uniformados esposaron y golpearon a mi nieto que tiene 16 años”

Se acercó a la redacción de este medio, René Martínez, un vecino del barrio Guadalupe que tomó la determinación de hacer pública una denuncia contra el accionar policial, ya que uniformados habrían esposado, golpeado y demorado a su nieto de 16 años que se encontraba en la vía publica el lunes último en horas de la noche. Comentó además que ya se radicó la pertinente denuncia en Jefatura Policial.
“El lunes a la noche -cerca de las 22 horas-, mi nieto, un menor de edad (16), fue aprehendido por una patrulla policial en el barrio Guadalupe; fue esposados y golpeado salvajemente por los uniformados y un personal que es de la Brigada”, comenzó relatando.
Seguidamente confió que su nieto le decía en todo momento que “no hizo nada” pero eso no hizo la diferencia. “Una vez en la Subcomisaría de la zona lo volvieron a golpear. Cuando me enteré inmediatamente me apersoné a la delegación y ahí observé que el chico estaba todo embarrado, con contusiones y marcas en el rostro y en partes del cuerpo, todo esto luego fue corroborado por el médico forense”, aseveró.
Y continuó su relato: “cuando firmé para poder retirarlo la causa era de contravención; entonces en ese momento llegó el padre de mi nieto y al ver el estado en que estaba su hijo les hizo saber a los policías que llamaría a un abogado; entonces ahí le fabricaron tres causas”.
“Lo anecdótico y grave fue que al inquirir pidiendo explicaciones al Jefe de dicha Subcomisaría éste desde el comienzo me faltó el respeto. Empezó a tutearme, lo cual no condice con su rol de servidor público y me dijo textualmente que ‘vos no sabés lo que es tu nieto, tené cuidado porque puede aparecer muerto en cualquier lugar’. Me lanzó esas palabras siempre manteniendo una actitud desafiante”, recordó.
“Después me dijo que tiene 25 años de servicio y que yo no le voy a decir lo que tiene que hacer. Yo tomo sus palabras como una contundente amenaza de muerte contra mi nieto; se llama a esta sindéresis de interpretación parapraxia o acto fallido”, disparó Martínez.
“Todo este vergonzoso flagrante episodio ya está judicializado”, dejó en claro el hombre y añadió que “después de escuchar tal despropósito le hacemos responsable potencial al Comisario jefe de dicha dependencia policial por cualquier daño o agresión contra mi nieto. Si no se retracta de seis sarcásticos sermoneos policiales de facto y/o por vía judicial será notificado cuando lo vialice mi abogado”.

Comentarios Facebook