Horacio Cabak renunció a Polémica en el bar: la palabra de Gustavo Sofovich

“Adiós Polémica en el bar. Gracias por todo”, escribió Horacio Cabak este jueves en su cuenta oficial de Twitter para anunciar su renuncia al clásico ciclo de América conducido por Mariano Iúdica. El panelista había tenido algunos cruces con sus colegas tras su escandalosa separación de Verónica Soldato. Ellos tuvieron 27 años de matrimonio y tres hijos en común: Ian, de 18 años, y los mellizos Chloé y Alan, de 15.
Gustavo Sofovich, productor del popular programa creado por su padre, Gerardo Sofovich, habló con Teleshow sobre la decisión de Cabak de dar un paso al costado: “En Polémica… cada uno de los que se sienta en la mesa hace, dice y piensa lo que quiere. Todos hacemos y decimos lo que queremos en Polémica en el bar. Absolutamente todos”.
Luego, señaló que en el caso de que quiera volver, Horacio será bienvenido a reintegrarse al programa: “En un momento en el que se torna difícil hablar de algún tema o tenemos que evadir temas o no tocar temas, todos nos empezamos a sentir incómodos. Yo creo que Horacio se estaba sintiendo incómodo. Igual nadie se va de Polémica en el bar. Chiche Gelblung se fue cinco o seis veces en estos años. Coco (Sily) se fue otras tantas. (Flavio) Azzaro también… Vamos y venimos. En Polémica somos una familia que nunca queda con la puerta cerrada. Esa es la realidad. La puerta de Polémica en el bar nunca queda cerrada para nadie”.
Cuando se desató el escándalo porque Verónica Soldato lo acusó de haberle sido infiel, Horacio faltó al ciclo de América y sus compañeros se mostraron muy solidarios con el mal momento que estaba pasando. “No sé si pedir un corte… Estamos en una situación complicada. Una situación muy complicada con nuestro compañero, con Horacio (Cabak)”, anunció Mariano Iúdica.
“Esta es su silla”, dijo el conductor y señaló hacia un asiento vacío. “Está hablando con Gustavo (Sofovich, productor del ciclo) arriba. Así que…”. “No quiere venir”, interrumpió Chiche Gelblung, otro de los panelistas. “No, no es que no quiere venir. Se presentó a trabajar, está esperando que salga la medida cautelar por el tema de hablar o no hablar y la verdad que nosotros no sabemos cómo abordarlo sin que él quiera estar en la mesa cuando toquemos el tema”, explicó el conductor.
Luego de conseguir una cautelar que impedía a los medios hablar sobre su intimidad, Horacio regresó a Polémica y tuvo un cruce picante con Andrea Campbell y con Mariano Iúdica. Allí hizo referencia al alcance que tuvieron dos tweets que publicó referidos a su situación: “Levante la mano quien supuestamente NO se acostó conmigo” y “¿Te acostaste con….? No. Complete con el nombre que quiera. Copiar y pegar”. Al traerlos a colación, derivó en una discusión con Andrea.
“Andrea, te pido un favor: si vas a hablar de un tema puntual tenés que tener información de ese tema puntual”, le recalcó Cabak a Campbell luego de que ella citara mal uno de sus dos tweets polémicos. “No te sigo, no me acuerdo, es más o menos lo mismo”, le replicó Andrea. “No se puede decir cualquier cosa”, insistió Cabak.
“¿Fui tan picante? Si todo el mundo estaba hablando de ‘las supuestas’, todos los días aparecía una ‘supuesta’”, pensó el ex modelo en voz alta. “Ahora, vos también le pegás un palazo al panal de abejas en el medio del Día D”, le recriminó Iúdica. “¿No puedo tuitear en un momento en que…?”, se defendió Horacio y el resto de la mesa lo interrumpió: “Y no, mejor no, no te conviene”.
Más tarde, el ex modelo fue como invitado al ciclo Podemos hablar, que conduce Andy Kusnetzoff por Telefe, en la que se refirió a su crisis matrimonial. Su comportamiento fue muy criticado por algunos colegas ya que Horacio había recurrido a la Justicia para impedir que hablaran sobre su vida sentimental. Incluso sus compañeros de Polémica se mostraron sorprendidos por su visita a un ciclo de otro canal.
“¿Había mucho apuro en ir a lo de Andy? ¿No podías esperar un mes más?”, fue lo primero que le preguntó el anfitrión de la tradicional mesa de café. Y Cabak respondió: “Cuando fuera, iban a decir: ‘Eh, ¿por qué estás ahí’. Sea en un mes, dos meses, cinco meses o siete meses. ¿Tengo que pedir permiso para ir de invitado a un programa?”. Conocedor del medio como pocos, al notar cierta actitud altanera de su compañero Chiche Gelblung le contestó: “No tenés razón. Hay que decir que no”.
En ese momento, Iúdica le explicó que estaban tratando de entender “cómo era el chiste”, ya que venía de poner “un bozal legal” para que no hablaran de su crisis. “Ni siquiera es una cautelar: hicimos una presentación para que se evite la difamación y hubo un juez que dijo que la vida privada hay que respetarla. Los hechos de la vida privada de una persona no se juzgan en televisión. Y más cuando hay dos menores de edad”, insistió Cabak, mientras sonaba de fondo una guitarra. Flavio Azzaro también expresó su disconformidad con la actitud de su colega y estuvieron enfrentados.
“Estratégicamente fue brillante, porque se dejó de hablar del tema. ¡Y vos vas y te metés otra vez!”, lo increpó entonces Iúdica. “Es que no se puede hablar del tema”, repitió el ex modelo. Y Chiche no lo dejó pasar: “¡Pero si hablaste vos del tema!”. “Yo no hablé de qué pasa con mi mujer, los motivos de lo que pudo haber sucedido. No hable nada. Hablé de mi enfermedad y de la importancia de mi familia en mi vida”, se defendió Horacio. Luego, Mariano, un poco enojado por todo lo que había pasado, no quiso compartir una nota con su compañero para el programa Intrusos.

Comentarios Facebook