Hospital Central: aclaran que fuga de oxígeno no representó peligro

El director del Hospital Central Dr. Mario Romero Bruno brindó detalles de lo ocurrido en la mañana de el viernes, con el tubo de oxígeno. «Lo que ocurrió es que a las 21 horas del jueves último hubo una descompresión del tubo de oxígeno, que provee a los servicios del hospital. El evento sucedió con una válvula de seguridad, y está previsto que así funcione. Esto generó un estado de incertidumbre y de desconocimiento, además de preocupación en las personas, lo que dio pie a algunos comentarios fuera de lugar», inició.
Explicó que las válvulas de seguridad funcionaron perfectamente, y que ante determinada presión «lo que hacen es permitir el escape de gas sobrante, y no tiene ningún tipo de efecto para nadie», tranquilizó.
«Las presiones se normalizaron entre los primeros treinta o cuarenta minutos gracias al trabajo del servicio técnico. Pero siempre se garantizó la provisión de oxígeno en los servicios del hospital, y en definitiva, eso fue todo. Simplemente lo que pasó es que el ruido ocasionado y la nube de oxigeno que se produjo alrededor de los tubos generó incertidumbre en la comunidad», aclaró.

Desinformación

«Bruno fue implacable con los rumores fantasiosos que circularon en redes sociales. La verdad que anoche cuando leía en las redes sociales que había pacientes evacuándose, me preguntaba ¿Dónde? porque yo estaba aquí, en el hospital, todo el tiempo y nada de eso ocurría», expresó.
«Pero bueno, en realidad está todo controlado, y existe un monitoreo permanente de los ingenieros encargados del mantenimiento de estos tubos».
Por su parte, con respecto a la parte técnica, la Bioingeniera Griselda Rodas, directora de Ingeniería Biomédica del Ministerio de Desarrollo Humano brindó más detalles de lo ocurrido.
«Está bajo mi incumbencia la generación, control y gestión de estos tubos, del equipamiento médico y gases medicinales. Es por eso que desde el punto de vista técnico es mi deseo aclarar también, así como lo decía el doctor Bruno a la comunidad, que lo que ocurrió fue un evento de seguridad ante un momento de presión en el tanque criogénico, que se da por cuestiones de consumo y se activan los elementos de seguridad tendientes a no producir daños mayores en el tanque. Esta apertura de la válvula de seguridad, como el oxígeno se encuentra en estado líquido dentro del tanque, cuando sale a la atmosfera se expanden generando esa nube blanca, y generando también ruido; y en ese caso para la comunidad que no conoce este mecanismo puede producir alerta. Pero la situación estuvo controlada en todo momento y es algo que ya hemos tenido experiencia, que ya ha pasado en el Hospital de la Madre y el Niño y en el Alta Complejidad, porque son condiciones de seguridad que están previstas en todas las instalaciones de la provincia», comentó.
A su vez, destacó que nunca cesó la provisión de oxígeno en el Hospital, «lo que pasó fue una liberación de oxígeno para aliviar presión. De todos modos, cuando ocurren estos eventos, traemos tubos de back up por si existiera la necesidad de utilizarlos, pero ayer (por el jueves) no hizo falta y los tubos no fueron usados».
«A los 30 o 40 minutos de producido el evento se pudo minimizar la pérdida o eliminarla en realidad, y el hospital quedo trabajando con el tanque criogénico como siempre», continuó.
Por último, señaló que «la particularidad de este hospital es que se encuentra en una zona céntrica y la provisión criogénica está sobre una calle muy transitada, entonces a fines de evitar cualquier inconveniente tanto los bomberos como los policías, han actuado de manera maravillosa y les agradecemos la colaboración», concluyó.

Comentarios Facebook