Iban a clausurar su negocio, la propietaria se rehusó e incitó a clientes a que atacaran a policías

En la madrugada de ayer, una mujer fue detenida por vender bebidas alcohólicas fuera del horario permitido y por instigar a sus clientes a agredir a los efectivos policiales que acudieron a clausurar el local.
El increíble hecho ocurrió alrededor de las 03.40 hs del domingo cuando personal de la Comisaría Seccional Quinta constató que un kiosco ubicado en la Mz 54 del barrio Simón Bolívar, se hallaba abierto y atendiendo al público, violando de esta forma las normas sanitarias vigentes.
Ante ello, se iniciaron las actuaciones pertinentes, y mientras se confeccionaba el acta, del interior del local egresó la propietaria del mismo, con una escoba en las manos, profiriendo insultos y agravios verbales al personal policial e instigó a otras personas que se hallaban en la esquina, a que agredan a los uniformados.
Ante esa situación, se la intentó disuadir a la mujer a que desista de esta actitud, pero la mujer enajenada amenazó con usar su escoba para agredir al personal, por lo que en auxilio de la fuerza pública se procedió a su aprehensión, siendo reducida por personal femenino, ante la resistencia física que la mujer opuso, logrando de esta manera hacer retroceder al grupo numeroso de personas que se acercaban.
En el lugar se procedió al secuestro de una motocicleta Honda Biz, de 105 cc que se hallaba abandonada en el lugar.
Ante todo lo ocurrido, la infractora fue trasladada a la Comisaría Quinta de esta ciudad donde fue notificada de su situación legal, quedando alojada en celdas de la UPP N° 2, a disposición de la magistratura de turno.

Comentarios Facebook