Menu
RSS

Los docentes en riesgo (por Fundación Pensar-Comisión Educación)

En la semana advertíamos con asombro la actitud del Ministerio de Cultura y Educación que presentó un nuevo Estatuto provincial para reglar el trabajo docente bajo la denominación: Estatuto del personal docente de la provincia de Formosa.  Dicho proyecto carece  de cualquier mecanismo de consulta y de participación por parte de los docentes.  Esta ausencia de debate y de conceso en temas  fundamentales vinculados a la educación provincial lamentablemente se está constituyendo en hábito para el gobierno provincial.  

 

Nos parece importante señalar que el Estatuto del Docente Formoseño que se pretende dejar en desuso  fue un ejemplo de participación ciudadana y democrática. Fue elaborado con la anuencia de varios sectores de la comunidad alcanzándose un nivel de consenso y profesionalismo que demuestran el sentido de responsabilidad y de preocupación de los docentes en relación a la calidad educativa de la provincia, actitudes que se han mantenido a lo largo del tiempo y que se ponen de manifiesto en la tarea silenciosa y abnegada de maestros y profesores a lo largo de todo el territorio provincial y hasta las rincones más inhóspitos  de Formosa.  

Esta experiencia democrática fue convocada y llevada adelante durante el Gobierno Justicialista, de allí que no deja de llamar la atención el hecho de que sea el mismo Gobierno Justicialista el que cercene los derechos y evite el  proceso participativo para el afianzamiento de los mismos. Es evidente que las actitudes de  compromiso de los docentes hacia el pueblo de Formosa, sus niños y jóvenes no ha cambiado, pero no podemos decir los mismo del compromiso de las autoridades que actualmente detentan la conducción de la cartera educativa,  las cuales han evidenciado en sus acciones una total indiferencia a la noble y difícil tarea de enseñar.

Es necesario comprender que los docentes son una pieza clave de la educación y de cualquier transformación que en ella se pretenda, la cual no puede darse o imponerse unilateralmente sino que debe ser construida entre todos dando lugar a todas las voces. El nuevo Estatuto que se desea imponer en condiciones arbitrarias, entre otros aspectos, precariza la situación de revista incorporando a las tres categorías actuales de: titular, interino y suplente la figura del "contratado" y del "designado a término", atentando directamente no solo contra los derechos conquistados después de años de lucha, sino en la construcción del sentido de pertenencia a una institución educativa, elemento fundamental para el desarrollo de un proyecto que integre la realidad de la comunidad en el que la institución escolar se desempeña. 

En la construcción de la calidad educativa, el Estado debe velar por las condiciones necesarias para que los docentes puedan acceder a una vivienda digna (un derecho que también se ha cercenado en el nuevo Estatuto); que tengan recursos para formarse en el área que consideren oportuna y adecuada y no tener que soportar la capacitación “envasada” que se ofrece como única opción y que más se asemeja a adoctrinamiento partidista que a una construcción académica en el marco de la universalidad del conocimiento; que puedan tener espacios reales para planificar con otros e integrarse en proyectos interdisciplinarios; que no tengan miedo a expresar su opinión por temor a perder el cargo o  a ser sancionados explícita o implícitamente cuando se presentan a la instancias de ascenso en la carrera docente, bajo la excusa de analizar, no sus antecedentes profesionales sino "personales", sin la debida especificación de lo que implican… y seguiríamos en una lista interminable de situaciones que no solo no han sido contempladas en el proyecto que se pretendió aprobar esta semana sino que además  proveería  de las herramientas legales para que el docente permanezca en una situación de carencia y desvalorización por parte de quienes se comprometieron a resguardar sus derechos.

Cabe señalar en el marco de estos acontecimientos, que es responsabilidad del Estado la definición de las políticas educativas pertinentes para andamiar los procesos vinculados a un tema tan complejo como es la formación de las nuevas generaciones. Si es el mismo Estado el que atenta contra esos procesos entonces se certifica una sospecha que tenemos los docentes desde hace mucho: no existe una vocación profunda para debatir y mejorar la educación prefiriendo invertir solo en la infraestructura escolar sin ningún interés en mejorar la situación de los que hacen la escuela: los docentes y los estudiantes, ya que no hay uno sin el otro, y todo lo que se defina sobre uno repercute en el otro. 

Esperamos en este sentido, que nuestros legisladores no nos "sorprendan" dolorosamente convocando a sesiones extraordinarias para aprobar sobre tablas un documento que no solo no representan a la docencia formoseña sino que además ni siquiera se conoce en todos sus aspectos. La vocación democrática no debe limitarse a una enunciación moralizante para el discurso de turno sino que debe construirse con acciones concretas todos los días. Es esa vocación la que pretendemos que los legisladores ejerzan con responsabilidad  y compromiso con el bien común por encima de cualquier otro interés partidario.

Los buenos maestros inspiran, los profesores comprometidos marcan la vida de sus estudiantes y las cambian para siempre. Bien decía Daniel Pennac: "Basta un profesor -¡Uno solo!- para salvarnos de nosotros mismos y hacernos olvidar todo lo demás". Seremos una sociedad mejor solo si aprendemos a cuidarnos mutuamente: cuidemos a nuestros vecinos, a nuestros niños, a nuestros ancianos… y hoy en particular, en el medio del abandono de los que nos dicen gobernar: ¡Cuidemos a nuestros maestros!

 

 

Fundación Pensar-

Comisión Educación

volver arriba

Loterias

Copyright Categorías Contacto Enlaces

Copyright © 2014 Formosa Expres. Todos los derechos reservados.

Nacionales

Francotirador

Internacionales

Locales

Deportes

Policiales

Espectáculos

Opinión

Edición

Contacto

Formosa Expres Diario de la Provincia de Formosa, República Argentina.

Oficina Comercial: Pringles Nº 61 Ciudad de Formosa. Talleres Gráficos y Redacción: Av. Italia Nº 1876

Teléfonos: 3704432088 / 3704430568

Facebook

Twitter

YouTube

RSS

Expres Mobile