Inició juicio por Sabrina Benítez, la joven que murió al tirarse al vacío cuando quiso salvarse de incendio

Ayer comenzó el juicio por la muerte de la joven Sabrina Benítez (23), quien falleció el 14 de noviembre del 2016 tras arrojarse al vacío de una de las torres del barrio Guadalupe intentando escapar de un incendio provocado por vándalos del lugar. Antes había arrojado a su pequeño hijo quien fue «atrapado» por unas personas que se encontraban abajo. Por el hecho solo una persona está siendo juzgada, pero la familia cree que hay más involucrados.
Norma Chamorro, madre de la joven, dijo al Grupo de Medios TVO que tienen la «esperanza» de que «el verdecito sea ejemplificador y se haga justicia».
Indicó que por la causa hay una sola persona detenida pero que «deberían ser más porque era un grupo de vándalos, no fue uno solo. Estas personas ya venían causando disturbios en el barrio y esa noche terminaron causando el incendio que derivó en la muerte de mi hija».
«Esa noche quedaron atrapados en el inmueble otra de mis hijas, mis nietos, quienes tienen quemadura, ellos se escaparon por la parte de atrás», recordó la mujer.
Lamentó la misma que si bien hay una persona detenida, las demás continúan afuera y siguen en las mismas «porque la quema y disturbios prosiguen. Son personas que no valoran la vida de nadie, ni la de ellos mismos».
«Como madre lo único que quiero es que los responsables paguen con la cárcel lo que hicieron», lanzó Chamorro.
Al ser consultada de cómo siguió adelante respondió que «gracias a Dios mi nietito, el hijo de Sabrina, está conmigo. Es una alegría tenerlo pero a la vez hay tristeza por mi hija, más aún cuando él empieza a preguntar por su mamá, él tiene algunos recuerdos de lo que vivió».
La caratula de la causa es «homicidio culposo» porque según la ley «él no tuvo intención de matar a Sabrina, como madre a mi no me pueden decir eso, era un edificio donde había mucha gente si no era mi hija seguro iba a ser otra persona; él sabía muy bien que con su accionar alguien podría resultar damnificado».
«El imputado no quiere hablar y decir quiénes fueron las demás personas que participaron, yo confío en que lo haga. Tiene varias causas encima y ahora una muerte», confió.

El caso

En horas de la madrugada del 14 de noviembre de 2016, alrededor de las 01.45 horas, inadaptados prendieron fuego dos motocicletas 110 que estaban estacionadas en la Torre 140 del barrio Guadalupe. Esto generó un cortocircuito puesto que los rodados estaban cerca de un tablero de electricidad y generó un incendio que se expandió por las escaleras del edificio. Ante la desesperación por el siniestro Sabrina intentó escapar de su vivienda saltando al vació.
Resulta importante aclarar que no era la primera vez que vándalos incendiaban las motocicletas en la zona, ya que al no poder robarlas las destruían.
En cuanto a lo ocurrido esa fatídica madrugada, cuando algunos vecinos advirtieron lo que estaba sucediendo comenzaron a saltar desde sus departamentos debido a que el humo comenzó a predominar por todos lados, y la desesperación era cada vez mayor. Fue en este marco que la joven de 23 años primero arrojó a su pequeño hijo para que la gente que estaba afuera lo agarrara y luego saltó ella, en ese momento se desencadenó la tragedia.

Comentarios Facebook