Insfrán presidió emotivo homenaje en memoria de los «héroes formoseños»

El gobernador Gildo Insfrán encabezó el sábado junto al jefe del Estado Mayor del Ejército, general de división Claudio Ernesto Pasqualini la emotiva evocación del 44° aniversario del ataque al Regimiento 29 de Infantería de Monte, ocurrido el 5 de octubre de 1975, instituido como «Día del Héroe Formoseño».
La ceremonia se realizó en la plaza de armas «José Ignacio Warnes» de la unidad militar. Se renovó en el inicio de la ceremonia el siempre conmovedor pase de revista de los caídos en combate, y el resonante «presente»en toda la plaza de armas de la unidad.
Tras la entonación de las estrofas de los himnos Nacional Argentino y Marcha a Formosa, se ofició una invocación religiosa por los fallecidos de aquel entonces.
El Jefe del Estado Mayor General del Ejercito Claudio Ernesto Pasqualini recordó ese fatídico día con emotivas palabras.
«Es para mí un honor estar presente por segundo año consecutivo, para acompañarlos en este regimiento que abre sus puertas para rendir un justo y merecido homenaje, junto con el pueblo formoseño a aquellos soldados que dieron su vida por la patria, al ser blanco de la violencia de los grupos armados que desafiaron a los gobiernos constitucionales de la república en la década del 70», sostuvo.
«Han pasado ya 44 años de aquella tarde del 5 de octubre de 1975, que la organización montoneros, ataco el cuartel del Regimiento de Infantería Monte 29, más de 50 guerrilleros disfrazados con uniforme militar ingresaron a la unidad con la complicidad de un soldado entregador», añadió.
Recordó la heroica frase del soldado Luna la cual quedó inmortalizada junto a su acto de valor y amor a la patria: «¡Acá¡ ¡No se rinde nadie! fueron las últimas palabras del valiente soldado Luna y en ellas se sintetiza el espíritu que ha caracterizado al soldado argentino dese las batallas de la independencia hasta la guerra por nuestras Islas Malvinas. Compromiso honor y coraje para entregarlo todo en defensa de la patria».
Concluyó dirigiéndose a los familiares de los ciados «sabemos que las ceremonias ni las ofrendas podrán compensar todo el dolor que ustedes padecen y que no hay forma alguna de compensarlas. Sin embargo el ejemplo en el que se han convertido para nuestro ejército y para la República Argentina puede darles la satisfacción de saber que su entrega no ha sido en vano».

Comentarios Facebook