José Yorg apuntó que existe un marcado declive de aporte intelectual en la provincia

El educador social José Yorg, dedicado a la investigación histórica de Formosa con una clara postura revisionista expresó que “tenemos en la provincia una especie de declinación de producción intelectual relevante, amén de la ausencia notable de debates políticos serios que promuevan el ascenso de nuevos saberes sociales”.
Yorg dijo que coincide con las expresiones del sociólogo alemán Heinz Dieterich, quien por cierto, visitó alguna vez Formosa y entró en contacto con campesinos, en cuento a que “la crisis de los intelectuales y las universidades han devenido centros de mediocridad científica, cinismo social y oportunismo político”.
“Tengo-prosiguió- el deber social y profesional de reprochar desde mi posicionamiento con autoridad moral, lleno de esfuerzo y sacrificio, a este aspecto de ciertos sectores que se han refugiado en la comodidad de la nada, y eso es preocupante porque el vacío o apagón intelectual da entrada a la mediocridad de la enseñanza”.

El deber del intelectual

Señaló Yorg que “desde mi modesto entender la misión del intelectual le compete contribuir a elevar el nivel educativo en todos los niveles de educación pero también con el pueblo, debe escribir en los medios de comunicación para compartir saberes y enseñar a pensar, a reflexionar y estudiar metodológicamente”.
“Claro que estos aspectos que señalo sobre el deber del intelectual son muy difíciles de realizar, no tan sólo con el hecho reflexivo y sus conclusiones innovadoras, sino que tienen que ver con ciertos prejuicios sobre la teoría del saber, la desconfianza y recelo de sectores reaccionarios y conservadores que no les gusta el socializar conocimientos socialmente útiles y productivos con el pueblo”, concluyó diciendo.

Comentarios Facebook