Juez Marcelo Picabea sobre allanamiento para llevar a un CAS a hombre: “No hubo amenazas”

En contacto con el Grupo de Medios TVO, el Juez Marcelo López Picabea, titular del Juzgado de Instrucción y Correccional Nº 4, quien actualmente se encuentra subrogando el Juzgado de Instrucción y Correccional Nº 3, se refirió al allanamiento realizado el martes a la tarde, donde según indicó tuvo que negociar más de dos horas para que el hombre acceda a ir a un CAS.
“Este procedimiento se dio por la negativa reiterada de la persona, quien no está dentro de las excepciones para que se quede en su domicilio”, sostuvo el Magistrado.
Seguidamente indicó que “todos los días libramos órdenes, pero nunca se llegó a esta situación, siempre se llegó a un final feliz”.
Por otro lado, el Juez se defendió de las críticas por el procedimiento y dijo que “hubo una negociación previa de dos horas. No hubo amenazas, y esta es la única vez que se llegó a esta situación”.

El proceso

“En el marco de la política sanitaria que está a cargo del Consejo de Atención Integral Covid-19, se establece que tras el PCR positivo, la gente de sanidad se constituye en el lugar donde hace un registro epidemiológico, una evaluación de riesgo de la necesidad de que esa persona transite su enfermedad en su domicilio o en un CAS; hay una primera visita donde hay un pedido voluntario de que esta persona acceda a ir por sus propios medios a un CAS”, comentó.
Y agregó que “la negativa de esa persona hace que se comience a judicializar en la Comisaría con la infracción al Artículo 205 del Código Penal Argentino que es la violación a las medidas de la autoridad competente para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.
“En función a lo expuesto, la Policía realiza un nuevo contralor y solicita al Juzgado una orden de allanamiento, que es una excepción a un principio constitucional que es la inviolabilidad de la propiedad inmueble”, aseveró y agregó que “nosotros miramos que los consejos que nos dan las policías sanitarias estén conformes a derecho”.
“Yo estoy a cargo de este Juzgado desde el día viernes, y aparentemente esta fue la primera y única vez que se llega a esta forma. Todos los días libramos órdenes y nunca pasó lo de ayer”, aseveró.
Por último, el Dr. Picabea expuso que “yo ni siquiera debí estar en el lugar, porque una vez que la orden está escrita es incensario, pero me acerqué por la situación crítica que se estaba viviendo. Traté de evitar lo que se estaba haciendo”.

Comentarios Facebook