Julián Serrano tuvo que pedirle disculpas a una fotógrafa que lo dejó en evidencia

Una fotógrafa mandó al frente a Julián Serrano. El joven actor no tuvo más remedio que pedirle disculpas y además enmendar su error frente a sus más de tres millones doscientos mil seguidores en Instagram.
Toco comenzó hace unos días cuando el ex de Oriana Sabatini subió a sus redes sociales una imagen que había sido tomada hacía unos meses. Resulta que dicha postal no era de él, sino que la había sacado la fotógrafa Juli García, que al ver que él no le dio el crédito, no dudó en mandarlo al frente con el fin de defender su trabajo.
“En diciembre le saqué una foto a Julian Serrano. Me habló y me la pidió. Cedí a cambio de que me mencionara y etiquetara cuando la suba. Hace 5 días, subió la foto cortada, y sin darme ningún crédito. Esto da ganas de no pasar fotos gratis nunca más. ¿Cuándo mierda van a valorar nuestro laburo? Me hinché las bolas”, escribió la joven artista en su cuenta de Facebook.Junto con su posteo, subió capturas del chat que había mantenido con el youtuber en el que él le pedía que por favor le mandara las imágenes en alta definición por mail que tal vez las usaría para un posteo. “Obvio etiqueto a los dos”.
Luego de que ella lo mandara al frente, él cambió el texto de su posteo en Instagram y a la frase “nunca dejes de sonreír» le sumó la dirección en la red social de Juli García.
Más tarde ambas partes solucionaron el asunto. “Quedó todo más que bien. Cometió un error y se hizo cargo. Yo cometí el error de pasar gratis una foto. Los dos aprendimos. De eso se trata. Si sos artista, mencioná al fotógrafo, y si sos fotógrafo, no regales tu laburo. Gracias por la buena onda a todos”, explicó ella en sus redes.
Es que él no solo la arrobó finalmente en la publicación, sino que habló por privado con ella para pedirle disculpas: “Ahí va Juli, perdón por los inconvenientes, un abrazo”. Ya le había explicado también por Twitter: » ¡Mil disculpas, Juli! En serio tenía la foto guardada y pensé en buscar tu Instagram y me re colgué, mala mía… ¡No me gusta faltarle el respeto al laburo a nadie y te pido perdón! Cualquier cosa, igual hablamos por Insta”.
Hace unas horas ella reflexionó sobre la falta de información que hay en torno a su trabajo: “Estoy realmente sorprendida de la cantidad de gente que piensa que una foto le pertenece a la persona que aparece en ella y no al que la sacó. Demasiada desinformación e ignorancia dando vueltas. Por suerte, con todo esto que pasó, mucha gente se informó y entendió lo que son los derechos de autor y los derechos de imagen”.
Con el tema ya cerrado, Julián continuó subiendo fotos a sus redes sociales para ya no volvió a olvidarse de quiénes eran los autores de las mismas y arrobo a todos.

Comentarios Facebook