Justicia para los docentes interinos

En nuestro carácter de docentes universitarios interinos de la Facultad de Humanidades de la UNaF, hacemos público nuestro rechazo el accionar de la JEP ( Junta Electoral Permanente) por considerarla parcial, arbitraria y maliciosa porque no se ajusta a la normativa vigente y cercena un derecho tan importante en la vida democrática como es el VOTO. El contexto del armado de esta junta se remonta al vuelco de muchos miembros del consejo superior, obedientes a la orden del quinto piso, quienes destituyeron a la anterior junta e impusieron la actual, no respetando los procedimientos que marca el estatuto.

De ahí en más estos miembros actuaron y lo siguen haciendo con total irresponsabilidad entiendo resoluciones que lejos de ampliar derechos, los restringen y le quitan la participación de un sector tan importante como el docente. Está claro que la intención del poder político provincial de manejar la única institución que formula y se rige por sus propias normas como es la Universidad sigue firme, la autonomía les molesta y resulta poco conveniente cuando solo se pretende la hegemonía de un pensamiento direccionado hacia la chatura, dependencia y cuasi esclavitud de ideas que plantean desde el modelo. El hombre que piensa libremente sin restricciones es un ser que puede desarrollarse y ser parte de la dinámica social sin miedo; porque el miedo paraliza…

El reglamento electoral ( resolución 036/00) claramente lo expresa en su artículo  1 “ Los docentes ….. a lo cual esta junta no respetó y de manera antojadiza casi ridícula pero para nada inocente dejó sin efecto  dicha norma vigente aún, la cual fuera dictada por el órgano máximo como es el Consejo Superior . Es por ello que instamos a estos señores integrantes de JEP que revean su actitud y se ajusten a derecho y lo hagan desde el total altruismo como personas de bien y no desde intereses personales,  mezquinos o de obediencia debida. El proceso electoral amerita transparencia y concreción de acciones que fortalezcan la democracia.

Ante esta situación   Nos preguntamos ¿ por qué no quieren la participación de todos los docentes? ¿ a qué tienen miedo? O ¿ solo pretende llevar a la intervención de nuestra universidad?  La realidad indica que en estas condiciones corre riesgo la AUTONOMÍA UNIVERSITARIA por la que tanto luchamos todos los claustros, para que un grupo busque imponer nuevas reglas de juego y lo hagan desde la impunidad y el apoyo de un sector del poder que poco sabe de universidad y no es amigo de la democracia real, participativa de los actores.

Comentarios Facebook