Karina confesó que está «harta» de que le digan Princesita y reveló cómo querría que la llamen

Karina Tejeda se hizo popular dentro de la música bajo el pseudónimo de “la Princesita”. Sin embargo, los años pasaron y para ella el apodo fue perdiendo su encanto, al punto de que confesó estar cansada de que la llamen de esa manera.
“¿Estás harta de que te llamen ‘La Princesita’?”, quiso saber Verónica Lozano en su ciclo Cortá por Lozano y la respuesta de la cantante y futura investigadora de De quién es la máscara (rol que compartirá con Wanda Nara, Lizy Tagliani y Roberto Moldavsky) sorprendió a la conductora. “Sí, estoy harta porque no me lo puse y ya estoy grande, me siento grande para el ‘sita’”.
Entonces la anfitriona del ciclo de la tarde bromeó: “Estas para reina mi amor”. Propuesta que la intérprete de temas como “Jamás vas a decirle”, “Con la misma moneda”, “Corazón mentiroso” o “Sin vergüenza”, celebró.
Entonces Costa, panelistas del programa, quiso saber: “Si vos cuando empezaste eras la princesita, ¿quién era la reina para vos?”. Y la cantante dijo que admiraba a Selena y a Gilda. Sobre si le gustaría que la apodaran de ahora en más como la reina, dijo que en eso no está lo realmente importante: “Le pusieron a Ángela (Leiva) el nombre y lo respeto, por eso no digo que la reina soy yo, no importa el título sino lo que suceda en tu carrera y ya”.
Hace unas semanas Karina celebró los 15 de su hija Sol, fruto de su relación con El Polaco. En la fiesta que realizaron en La Plata estuvieron Abril y Alma, las otras hijas del cantante y Barby Silenzi, quien estaría manteniendo una buena relación con Tejeda.
También estuvo Nicolás Furman, el novio de la cantante con quien se había distanciado hace un tiempo, de esta menara confirmó su reconciliación. Sol posó para todos los flashes con el vestido de sus sueños: falda de tiro alto con caída natural que aportó volumen en la parte inferior, combinado con un corset de escote corazón, bordado con detalles en color blanco. Y complementó su look con el cabello negro suelto y una tiara que coronó su peinado.
Karina lució un vestido de color rosa viejo con brillo. El diseño de mangas largas cuenta con tajo lateral, cuello estilo polera, y un profundo escote. En cuanto al peinado, optó por el cabello suelto con ondas quebradas y un make up que resaltó su mirada con labial durazno. El Polaco estuvo a composé con la quinceañera, y eligió un traje celeste de tres piezas, compuesto por saco, chaleco y camisa. Con corbata a juego y pantalón del mismo color, combinó los zapatos negros el detalle de los botones del conjunto.
Y como lo que se hereda no se roba, la quinceañera se dio el gusto de posarse frente a la pista para entonar canciones de Tini Stoessel y Bruno Mars.
Antes, la cantante había reflexionado: “Mañana son los 15 de Sol… ¡Qué fuerte! Cuando uno tiene una hija y es chiquita, siempre uno dice: ‘Mirá cuando cumpla los quince…’. Y lo ves como muy, muy lejano. Cuando llega el momento, te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Y a la vez como que frena el tiempo y te ponés a recordar lo que era de bebé, cómo fue creciendo, en la mujercita en la que se convirtió…”.
“Todas las madres siempre dicen que sus hijos son los mejores del mundo, pero realmente pienso que Sol me salvó la vida. Yo soy una persona que desde que nací, mi vida fue re contra dura y no tenía motivos. La música a mí me salvó, pero aun teniendo la música seguía totalmente depresiva y triste. Y a mi Sol me salvó la vida, se convirtió en mi ángel y en la personita que me hizo tener fuerzas cuando yo no tenía fuerzas ni para mí. Y eso lo sabe Sol”, agregó orgullosa de su hija y cerró: “Es una nena con un corazón enorme, todos los que la conocen la adoran”.

Comentarios Facebook

Encuesta

¿Quien cree que ganará la Copa Mundial de la FIFA de Qatar 2022?

Ver los resultados

Cargando ... Cargando ...