Kiosqueros preocupados por constante suba de precios y bajas ventas ante la poca circulación de clientes

Los kiosqueros de la ciudad nuevamente se encuentran en una encrucijada con la vuelta a fase 1 en la capital formoseña, lo que complica las ventas ante la baja circulación de clientes y que además se ven afectadas por el constante aumento de precios de golosinas, gaseosas, chocolates y la mercadería en general.
En ese marco el Grupo de Medios TVO dialogó con algunos de ellos quienes expresaron la gran preocupación que padecen ante las prácticamente nulas ventas que tienen desde el inicio de la fase 1 en la ciudad.
“Para el día en que anunciaron la vuelta a la fase ya estaban programados los aumentos de precios que subían entre un 7, 8 y 9%, nosotros recibimos dos malas noticias; el aumento de precios programado y las restricciones que hacen que hayan menos ventas porque no hay circulación de clientes”, expresó un trabajador del sector.
“Estamos por estar, abrimos nuestros negocios por las dudas porque no hay gente, no se vende nada porque no hay circulación no vienen a comprar, esperemos que esto no se prolongue tanto y que las cosas no se nos venzan como la última vez donde tuvimos enormes pérdidas, se vencía la mercadería y tuvimos que tirar todo”, recordó.
“A mí me preocupa mucho esto porque veo que esto no van a ser solo 15 días, no sé si lo van a poder solucionar en estas dos semanas y si se extiende se complica nuestra situación”, aseveró.
En relación a las deudas, aseguró que recién le están haciendo frente a los préstamos que otorgó el gobierno nacional, “esos préstamos que habían facilitado de 150 mil pesos, recién comenzamos apagar la primera cuota, todavía nos quedan 11 cuotas, lo demás fuimos cubriendo de a poco, vamos cubriendo como podemos”.
Opinó en ese sentido que “si se extiende esta fase 1debería ser lo correcto que nos den una ayuda desde el gobierno provincial, pero no creo que eso suceda y estamos muy solos en este barco, veo difícil que nos den una ayuda”.
De la misma forma otro comerciante aseguró que las subas constantes en la mercadería son producto del aumento del combustible ya que “al subir de precios es imposible que las empresas puedan soportar el costo del transporte que incide en primera medida en lo que es el costo de la mercadería, el transporte se paga de acuerdo a lo que suben los combustibles por eso todo aumenta y no nos ayuda en nada”.
“Vemos esto con mucha resignación, no es nada lindo lo que pasamos y solo esperamos que se termine y poder trabajar tranquilos como no hemos podido hacerlo todo el año pasado”, finalizó angustiado por la situación que les toca vivir.

Comentarios Facebook