La Asociación de Psicólogos de Formosa saludó a todos los profesionales en su día

Mental health and disorder illustration

Desde la Asociación de Psicólogos de Formosa saludaron a los profesionales de la salud mental que celebraron ayer su día. En ese marco expresaron sus felicitaciones a quienes «eligieron esta profesión y transitan los senderos complejos de la salud mental y el abordaje de la subjetividad». Además reivindicaron «la condición de trabajador del psicólogo» y anhelaron «que podamos avanzar en el logro de una colegiatura en Formosa».
Haciendo un poco de historia, recordaron que el 13 de octubre del año 1974, en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, en el cierre del «1° Encuentro Nacional de Psicólogos y Estudiantes de Psicología» impulsado desde la COPRA y desde la cátedra de Psicología del Trabajo, con la presencia de delegaciones de casi todo el país, en su mayoría estudiantes, se hizo una propuesta unificadora: que se declare el 13 de octubre «DÍA NACIONAL DEL PSICÓLOGO».
Lo que motivó dicha propuesta es que era una época de auge revolucionario en la Argentina, con hitos previos como el Cordobazo y las heroicas luchas de los obreros mecánicos, que buscando cambios sociales sustanciales, sellaron la unidad obrero-estudiantil. La psicología también estaba atravesada por ese proceso, tanto en el ámbito académico como en el gremial. Se trataba de una búsqueda de identidad como psicólogos, identidad que nos había sido negada o cuanto menos relegada. Era indispensable definir quiénes éramos y de dónde veníamos, por eso fue necesaria una propuesta que unificara el profundo debate sobre el rol del psicólogo. Ante las posturas encontradas se exigía una definición trascendental: seguir siendo un profesional de la buena adaptación al sistema imperante o posicionarse desde un nuevo lugar como agentes de cambio social.
Diferentes posicionamientos y diversidad teórica de las carreras en las universidades incidieron en la identidad de aquellas primeras promociones que buscaban nuevos caminos y cuestionaban los modelos heredados.
Recordaron desde la asociación que «nuestra identidad, plural por cierto, está impregnada de esa historia y de esas luchas. En la época en la que se instaura el día del psicólogo, nuestras energías estuvieron puestas en las luchas gremiales con el poder médico y el poder público para que se legitimara nuestra práctica. Debimos enfrentar graves desafíos, el peor fue cuando la dictadura cívico-militar de 1976, inició el cierre de las carreras de psicología, muchos fueron perseguidos, cesanteados, encarcelados y otros muertos o desaparecidos, como el caso de Beatriz Perossio, la entonces Presidenta de la Confederación de Psicólogos de la República Argentina, en homenaje a quien se realizaron en Formosa, en agosto de 2018, las VII Jornadas Nacionales de Psicología y DDHH, que convocaron alrededor de 800 personas de todo el país».
«Hoy conformamos un colectivo diverso, que ha logrado grandes conquistas y transitar caminos de luchas. Nos encuentra en Formosa con un crecimiento exponencial de la matrícula, con colegas trabajando en los distintos ámbitos del sector público, de salud, educación, justicia y requerimientos comunitarios; pero también reconforta, la inserción de los psicólogos en el ámbito privado y de las obras sociales, con distintas orientaciones teóricas y posicionamientos ideológicos, con propuestas innovadoras y creativas, de las nuevas generaciones que se incorporan al ámbito laboral», explicaron.
«Si bien existen condiciones de precarización del empleo y de desocupación, en consonancia con la situación del país, sentimos que esto es un desafío para aunar esfuerzos por mejores condiciones que dignifiquen la profesión», acotaron.
«Es por eso que convocamos a todos los psicólogos a sumarse a las entidades que nos representan para poder cambiar este estado de cosas. En este camino andamos desde la Asociación de Psicólogos de Formosa, esparciendo estas semillas que nos dejaron quienes nos precedieron, semillas que cobran fuerza en la lucha por la plena implementación de la Ley Nacional de la Salud Mental en nuestro territorio provincial, en la defensa de condiciones dignas de trabajo para todos los colegas, preocupados y alertas ante el desmantelamiento de los planes y programas para la atención de la Salud Mental de las personas como el borramiento del Ministerio de Salud Pública de la Nación, participando activamente de los debates en torno a la interrupción legal del embarazo y apoyando su legalización, defendiendo la Educación Pública, Laica y Gratuita, cuestionando la baja en la edad de punibilidad, dando espacios de debates en torno a las nuevas masculinidades y las identidades no binarias, acerca del lenguaje inclusivo; procurando generar espacios de discusión en torno al quehacer profesional que ayuden a seguir en ese camino de hacer posible lo necesario», finalizaron.

Comentarios Facebook