La “bimodalidad” será la pauta para el inicio de clases en la mayoría de las provincias

Autoridades de Educación de las provincias diseñan el regreso a clases para el ciclo lectivo 2021 con modalidades combinadas, medidas de distanciamiento social y protocolos de cuidados frente a la pandemia de coronavirus, de acuerdo con la situación epidemiológica de cada jurisdicción, para poder arrancar con el servicio educativo mayoritariamente en marzo.
El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, señaló en las últimas horas tras reunirse con representantes de UNICEF Argentina y la UNESCO que se trabajaba “en el diseño del proceso de apertura segura de escuelas” en el país “en base a la evidencia construida por la comunidad internacional y la experiencia argentina de vuelta a las aulas durante el 2020 en más de la mitad de las provincias”.
De acuerdo a un relevamiento realizado por las corresponsalías de Télam, la primera en empezar será Jujuy el 17 de febrero, mientras la mayoría de las provincias iniciará las clases el 1ero de marzo, con sistema bimodal según cada jurisdicción, entre ellas Buenos Aires, Córdoba, Chubut, Entre Ríos, Mendoza, San Luis, San Juan, Tucumán, Tierra del Fuego, Corrientes y Santa Cruz.
En tanto, el 2 de marzo lo haría Formosa, el 3 Neuquén y Río Negro, el 8 La Pampa y La Rioja, el 15 Santa Fe y Santiago del Estero.
En la provincia de Buenos Aires, según una resolución de la directora General de Cultura y Educación, Agustina Vila, el regreso será escalonado dado que los niveles Inicial, Primaria y Especial volverán de forma presencial el 1 de marzo; el 8 lo harán las secundarias, técnicas y agrarias; y el 15, los Institutos de Educación Superior, con receso invernal del 19 y 30 de julio.
La resolución resaltó el carácter “excepcional y extendido” del calendario escolar e incorpora un anexo para los actos escolares, que “deberán adecuarse a recomendaciones sanitarias”.
En Santa Fe, el Gobierno estableció el 15 de marzo como fecha de inicio, mientras que el 17 de febrero se dará el “período de intensificación pedagógica” con los alumnos de séptimo grado y los 5to y 6to año de secundario.
“Trabajamos por la vuelta a la presencialidad con un criterio que permita abrir y cerrar dispositivos conforme el despliegue de esta pandemia nos vaya indicando”, dijo la ministra de Educación santafesina, Adriana Cantero.
Añadió que “el objetivo es lograr un formato que combine trabajo en casa y presencialmente en pequeños grupos, con distanciamiento social y los protocolos”.
En Córdoba, el ministro de Educación, Walter Grahovac, indicó que “recurrir a la presencialidad, así sea con la bimodalidad, va a ser algo positivo”, por lo cual los educadores volverán a funciones el 15 de febrero para preparar el año escolar y destacó que “dentro de las prioridades está vacunar a los docentes”.
Sobre la bimodalidad, Grahovac señaló que “nuestra apuesta es que sea con grupos de alumnos. La voluntad es la presencialidad, veremos cómo lo hacemos”.
En Mendoza, el gobernador Rodolfo Suarez ratificó que “el comienzo de clases será en toda la provincia y el 10 de febrero empezarán los chicos que no tuvieron clases por la falta de acceso tecnológico”, tal como lo estableció la Dirección General de Escuelas (DGE).
“En febrero haremos el refuerzo para que el primero de marzo estén todos los chicos en las mismas condiciones para comenzar el ciclo lectivo”, señaló el mandatario y apuntó que “esta pandemia nos está enseñando todos los días y aún no sabemos en qué estado vamos a estar, la incertidumbre es lo que reina”.
En San Luis, habrá clases presenciales, virtuales o mixtas, según la situación epidemiológica y, según fuentes de la cartera educativa, las actividades del personal jerárquico, docente y preceptores comenzarán el 22 de febrero y el receso invernal se extenderá del 12 al 23 de julio.
En Jujuy las clases para el nivel inicial y primario comenzarán el 17 de febrero, el secundario volverá a las aulas el 22 y el nivel superior lo hará el 5 de abril, con un proceso de enseñanza bimodal, combinando la presencia con la virtualidad, informó el Ministerio de Educación provincial.
“Apostamos a lo bimodal porque los grupos de alumnos van a tener que dividirse”, dijo a Télam la secretaría de Gestión Educativa jujeña, Silvina Camusso, y explicó que “hay escuelas pequeñas donde los alumnos pueden entrar en las aulas pero hay otras donde tendrán que trabajar en grupos con hasta quince alumnos”.

Comentarios Facebook