La carne sube, las ventas bajan y se complica la situación del sector

Desde el mes de enero la carne viene sufriendo aumentos prácticamente semanales lo que llevó su valor a un punto máximo complicando la situación del sector que hoy en día se ve aún más agravada por los nuevos incrementos que tuvo desde que inició febrero. Según se supo, hasta la semana pasada habían aplicado aumentos que esta semana no se dieron y se espera que para las entrantes tampoco ocurran, brindando un poco de estabilidad y un respiro para las carnicerías que, ante este escenario de bajo consumo, deben buscar opciones como poner en oferta el pollo y el cerdo.
En 6 meses la carne sufrió un incremento de alrededor del 40% y en el acumulado del mes de enero ya lleva un 10% de suba.
En ese marco el Grupo de Medios TVO dialogó con el encargado de una carnicería del barrio San Miguel que se refirió a todas estas cuestiones.
«Sin lugar a dudas el precio de la carne no va a bajar, la semana pasada tuvimos un incremento, nosotros podemos seguir sosteniendo la venta al público pero los frigoríficos aún siguen aumentando», lamentó.
Asimismo dijo que «estuvimos viendo el aumento y está rondando el 40% de julio del 2019 a esta fecha tiene un 40% de incremento de frigorífico. En el mes de enero hubo aumentos se podría decir que chicos pero que se aplicaban semana a semana y estaban en alrededor de un 10%».
En ese marco reconoció que «esto genera mucha preocupación porque repercute en las ventas, baja mucho el consumo, la gente ya no hace la compra grande semanal sino que hace la compra del día a día».
Explicó además que diariamente «los cortes que más se venden son marucha y aguja, la pulpa va quedando, la gente tira más para los cortes más económicos porque el kilo de pulpa está rondando los 400 pesos mientras que la marucha, aguja está en los 200 pesos el kilo».
También aseguró que «la carne porcina también está sufrimiento incrementos y la de pollo como que bajó un poco el aumento, es inestable, hoy en día está bajando por suerte y ante este panorama la gente elige comprar más pollo por eso sacamos ofertas con eso, es lo que más está saliendo hoy en día».
Seguidamente el comerciante señaló que para no perder toda la clientela, no trasladan todos los aumentos al producto final sino que aplican lo mínimo posible. «Por ejemplo si hay 3 aumentos no lo aplicamos, los absorbemos, recién en el cuarto retocamos, absorbemos los otros 3 porque sino se hace imposible, aguantamos hasta donde podemos y después nos vemos obligados a aumentar, estamos así».
En relación a la cuestión tributaria señaló que «para los monotributistas hubo una mala y es que subió el monotributo, por ahora no vemos ninguna mejora, hay nuevos planes de gente que quedó adeudada con AFIP pero ni una mano nueva por ahora, la relación sigue siendo la misma».
«Yo creería que se va a estacionar el precio de la carne, es lo que esperamos, tenemos una incertidumbre grande, estamos viviendo prácticamente el día a día», dijo.
«La semana pasada hubo un pequeño incremento, esta semana no aumentó y todavía no recibí ningún aviso así que quizás se siga manteniendo», finalizó esperanzado de que el valor cárnico quede al menos un tiempo, en pausa.

Comentarios Facebook