La familia de Enzo Gauna describió como un “dolor terrible” la suspensión del juicio oral por la muerte del joven soldado

Alberto Gauna, presidente de la fundación “Unidos por el Dolor”, lamentó la suspensión del juicio oral y público por la muerte de su hijo Enzo Gauna, que se iba a realizar el lunes 26 de abril y que ahora no tiene nueva fecha de ejecución.
Cabe recordar que el accidente que le costó la vida a Enzo, de tan solo 20 años y que era soldado voluntario que cumplía funciones en el Servicio de Inteligencia del Ejército Argentino, ocurrió el 8 de agosto de 2015 después de las 23:30 en el Circuito Cinco cuando el joven iba de sur a norte, bajara por la Avenida Laureano Maradona hacia el barrio Eva Perón en una moto 110 Yamaha Crypton y fuera impactado por un motociclista que según denunciaron los familiares, venía jugando picada bajo los efectos de estupefacientes y alcohol. El impacto le provocó la muerte de manera inmediata.
“Se suspendió el debate porque se dieron cuenta de que la hija de la defensora oficial del acusado en la muerte de Enzo, también pertenece al CIF (Centro de Investigación Forense) del Poder Judicial y actuó en la pericia de la causa de Enzo cuando no puede haber vinculación entre defensor y perito por eso van a designar nuevamente otro defensor oficial”, explicó Gauna.
“No sé en qué momento se dieron cuenta de esto, ya lleva mucho tiempo la causa, fue un balde de agua fría, estábamos preparados desde el momento que salió la fecha de debate volver a sufrir todo de nuevo y dos días antes se suspende, tenemos que esperar otra vez y es terrible, para nosotros es un dolor terrible”, aseguró Gauna.
De la misma forma destacó que a la fundación llegan muchas familias reclamando justicia y que pasan los años sin obtenerla. “Hay muchísimos casos que llevan una fecha importante pidiendo justicia, casos como el de la familia Bernal, Espinoza, hay muchos casos que tienen mucho tiempo y no se está pudiendo dar el debate”, lamentó.
Para finalizar, se mostró indignado por el amplio porcentaje de privados de su libertad vacunados en Formosa. “Nos cayó como un balde de agua fría, es totalmente innecesario, antes de vacunar a los presos hubiesen vacunado a toda la población vulnerable sin distinguir la edad, el personal policial es el que está poniendo el pecho sin cobertura, sin tener la vacuna, que es algo muy malo”, expresó.

Comentarios Facebook