La historia detrás de la foto de Lanzoni con un nene haitiano, a meses de convertirse en mamá

«Say no more», escribió Miriam Lanzoni en su cuenta de Instagam junto con una foto de ella abrazando y besando en la frente a un nene. Su posteo coincidió con la noticia de que en meses se convertiría en mamá, a través de la adopción.
En diálogo con Teleshow, la actriz explicó que el pequeño que la acompaña en la postal no es su futuro hijo, sino un nene de la fundación APNI, una ONG que trabaja con niños de Haití. «Para ser mamá me falta un tiempo, uno diez meses, más o menos», aclaró.
Sobre la foto que se realizó el sábado en un encuentro mensual informativo que se realizó en la fundación, contó: «Es con un nene de Haití que tiene su familia acá y tiene un poco más de dos años», dijo, y prefirió no dar su nombre: «Llegué un poco tarde a la reunión. Él me miró y me tiró los brazos, casi me muero. Sentí una cosa en el cuerpo… se quedó conmigo y estuvimos juntos».
El abrazo fue «muy potente» ya que además se trató de una reacción espontánea del pequeño que no la conocía: «Me perdí la mitad de la charla, me quedé sintiendo sus rulitos, es un gesto que me regaló y fue maravilloso. No tengo palabras para explicarlo».
Aquella postal la lleva de inmediato a imaginar cómo será su primer encuentro con su hijo en Haití, dentro de unos meses: «Sé que cuando llegue el día va a ser así».
La actriz comenzó a hacer los trámites de adopción hace años y el proceso para que la Justicia argentina la declare «apta» demoró tres años: «Hice los trámites de manera monoparental, es todo muy burocrático y sale dinero. Tenés que pagar médico, piscóloga, asistente social. Eso es para que te digan si podés o no, después viene el resto».
Luego, con la ayuda de la fundación presentó los papeles afuera. Ella está desde hace tiempo con la «carpeta», como se llama a los trámites que tuvo que realizar en Haití. Miriam no tiene preferencias de sexo ni edad, ella solo quiere brindar amor, es por eso que mientras espera el llamado para ir a conocer a su hijo, apadrinará a un niño.
Cuando inició los trámites, no estaba en pareja, es por eso que su novio no figura en los papeles. «Me va a acompañar y somos una familia. Son solo papeles, lo que importa es el amor», dijo Lanzoni.
¿Por qué Haití? «Me cuestionan por qué allá y no acá. Lo hice así porque acá se vuelve difícil adoptar. No es opinión, estoy en tema y hablo con conocimiento de causa. Acá, allá, a un niño o un viejo, lo importante es compartir lo que uno tiene y puede».
En los próximos meses, antes de convertirse en mamá, Miriam intentará viajar a Haití para conocer la cultura de su hijo, poder indagar sobre sus raíces y conocer el lugar de donde viene: «Hay una realidad muy dura que uno desconoce, entonces ahí entendés por qué se demora el trámite. La ley es muy clara, pero tal vez para contestar una carta no tienen tinta, entonces tardan».
Aunque todo será nuevo, Lanzoni no tiene miedo: «Me lo tomo como algo tan natural. Cuando está el amor y el deseo, todo fluye. El otro día pensaba en los tiempos, en cómo organizarme con el trabajo, pero mi familia me acompaña, tengo amigos y una red de contención y amor».
La actriz será madre por adopción por elección: «Puedo tener hijos biológicamente y también lo haré. Esto es un deseo mío, tenía ganas de que fuera de esta manera. Me pasó así y lo respeté sin escuchar el mandato».

Comentarios Facebook