La nena a la que los médicos mandaron al psicólogo murió por una peritonitis infecciosa

Shaira Smoulenar murió el 1° de mayo tras pasar varios días con dolor en el cuerpo y mucha fiebre. Sus padres la habían llevado al médico en varias ocasiones pero el profesional que la atendió en ese entonces minimizó los síntomas y le recomendó a la familia llevarla a un psicólogo.

Los padres de la menor denunciaron que la nena de 11 años fue víctima, no solo de mala praxis, sino de la inoperancia y falta de voluntad de los médicos que la atendieron en el Hospital Municipal San Cayetano, Buenos Aires. En las últimas horas, esa denuncia fue validada con los resultados de la autopsia.

De acuerdo al estudio realizado por la delegación departamental de Policía Científica de Necochea, la causa de la muerte de la menor de 11 años fue una “peritonitis infecciosa” que provocó sobre su organismo una infección que afectó a muchos de sus órganos.

«Hasta el día del fallecimiento los médicos sostenían que era una cuestión psicológica. La nena estaba tomada en su totalidad por la infección, Ya no podía caminar. Esto demuestra la crueldad del diagnóstico de los médicos», dijo a minutouno.com el abogado de la familia Juan Tiberio, del estudio Fernando Burlando.

Días antes de morir, Shaira estaba muy mal. Un nuevo análisis indicó que tenía 12 mil glóbulos blancos en sangre y para los médicos fue un indicio de que estaba haciendo efecto el desparasitario que le habían recetado. Pero además le decían que «era un poco mañera».

“Ella seguramente arranca con una apendicitis el día lunes, o antes cuando va al hospital, y como nunca hubo seguimiento ni control la infección fue avanzando y generó una pancreatitis y una infección generalizada”, describió Tiberio quien subrayó además que “la propia autopsia habla de una negligencia”.

En ese sentido, el letrado aseguró que los profesionales que atendieron «nunca se tomaron el mínimo de reparo de estudiarla, de analizarla y ver las historias clínicas. Despachaban pacientes”, sostuvo.

El abogado planteó que “cuando no se prioriza la salud en un municipio, pasan estas cosas. Cuando la salud es un gasto, pasan estas cosas. Acá hubo desidia, hubo desconocimiento y sobre todo no hubo vocación de servicio”.

El estudio de Fernando Burlando imputará a los tres médicos que atendieron a Shaira, pero también al secretario municipal de Salud del distrito y al intendente Miguel Gargaglione “por la designación de esos profesionales”.

Las declaraciones enmarcadas en la causa que investiga la muerte de la niña se están llevando a cabo por videoconferencia. El abogado Juan Tiberio participa desde su oficina, César Smoulenar y Soledad Torres lo hicieron desde una oficina prestada a estos efectos, y el fiscal y el secretario lo vienen haciendo en la sede judicial.

Comentarios Facebook