La palabra de Laurita Fernández sobre la versión de que Cabré llegó a imponerle con qué compañeros podía trabajar

“Los que trabajamos en el medio lo sabemos”, empezó diciendo un José María Listorti muy crítico con Nicolás Cabré por su relación con las mujeres en general, y con Laurita Fernández en particular: “La apagó un poquito a ella…”, lamentó -siempre de acuerdo a su criterio- sobre el noviazgo que mantuvieron por casi dos años. Y contó entonces, al aire de Hay que ver, su ciclo en El Nueve, que era aquello de los que todos están al tanto en el mundillo de la televisión.
Habría sucedido en Inconvivencia, la novela que Laurita protagonizó el año pasado junto con Tomás Fonzi. “¿Saben quién eligió al galán? Cabré», reveló Listorti. “¿Con qué criterio? ‘La hacés (la novela) si yo puedo elegir el galán’», precisó el conductor, reproduciendo el supuesto diálogo que habían mantenido Laura y Nicolás en ese momento. ¿Cuál era su “miedo”? “Que se la roben”, graficó José María, puntualizando que el criterio de ninguna manera era artístico. ¿Y no habría alguna posibilidad de que Fonzi intentara algo más con la actriz? Según el razonamiento de Nicolás, que ni siquiera tenía en cuenta los deseos propios de su pareja, no. “Porque son amigos, porque conoce a la familia -especuló Listorti-. ¡Es más! Hubo otros nombres, pero Cabré dijo que no”.
De más está decir que, en caso de ser cierta esta situación, se trata de una actitud absolutamente machista: imponerle a quien por entonces era su novia (se separaron en esta cuarentena) condiciones para desarrollar su propio trabajo. Pero además, surge otra circunstancia: el presunto ultimátum de Cabré necesitaría de la complicidad de la producción de la ficción. Y el creador de la serie, Mariano Hueter, salió a decir lo suyo.
“Tomás es un gran actor, es elegido por eso”, afirmó el autor de Inconvivencia en diálogo con Por si las moscas, en La Once Diez. Además, destacó que con sus dichos Listorti coloca a Cabré “ante una acusación de ejercer violencia de género limitando a su pareja a trabajar o no con otro actor”. Para Hueter, nada de esto es cierto. No solo que Fonzi estuvo incluido en el proyecto “desde un primer momento”, sino que no iba a ser Fernández en un principio su compañera, sino Brenda Asnicar. “Pero ella no pudo combinar su agenda, y pensé en seguida en Laurita”, recordó Mariano.
Ahora bien, faltaba una campana, descartando que el actor hablará al respecto (nunca lo hace). Y la bailarina se manifestó este sábado, desde su cuenta de Twitter. “Es una pena tener que explicar y aclarar algo así”, escribió, agradeciéndole a Hueter sus declaraciones. “Ni yo dejaría que condicionen mi trabajo, ni Nicolás lo haría, ni la producción o el director dejarían que lo haga”, agregó, afirmando que ya en “la primera reunión» le “contaron” que sería compañera de Fonzi, quien “ya estaba confirmado”.
Luego de comenzar su cuarentena en su departamento al regresar de un viaje de Nueva York con un amigo, Laura se trasladó a la casa de Nicolás, en medio de acusaciones por haber roto con el aislamiento social obligatorio. A las pocas semanas regresó. Y días después confirmó la separación, que se dio “por videollamada”. En el tiempo que permanecieron juntos bajaron el perfil, pero no faltaron los escándalos y las polémicas. Una con Flor Vigna, cuando era compañera de Cabré en una novela y surgieron rumores de romance. Y la otra, por una entrevista que dieron en Teleshow, en la cual Laurita contó que el actor la “retaba” cuando no dejaba la cama hecha.

Comentarios Facebook