La Policía aprehendió a un dealer y secuestró marihuana lista para la comercialización

La Policía se encuentra activa en la lucha contra el Narcocrimen, con la puesta en vigencia de la Ley Provincial Nº 1.627, a través de la cual, la justicia ordinaria se adhiere a la Ley Nacional 23.737, por intermedio de la Ley de Federalización de Drogas Nº 26.052, la Policía provincial incrementó procedimientos en casos relacionados a la lucha contra el “Narcocrimen” y en esta oportunidad efectivos de la Dirección General de Drogas Peligrosas en formas conjunta con el personal del Destacamento de Desplazamiento Rápido (D.D.R) y Subcomisaria Rivadavia desarticularon un presunto centro de distribución de drogas en el barrio Bernardino Rivadavia de esta ciudad capital.
El procedimiento se llevó a cabo en la mañana del ultimo martes, dando cumplimiento a Orden de Allanamiento procedente del Juzgado Contra el Narcocrimen local para el registro de una vivienda ubicada en calle Aconcagua y pasaje del Bernardino Rivadavia de esta ciudad, en el marco de una causa judicial iniciado a raíz de un procedimiento llevado a cabo el lunes último por la Dirección General de Drogas Peligrosas en el mencionado barrio donde se procedió al secuestro de varios gramos de marihuana fraccionados para la venta, como así dinero en efectivo y la detención de un joven de 19 años de edad.
El mandamiento judicial fue llevado delante de manera conjunta por los efectivos de la Dirección de Drogas Peligrosas con el apoyo de una sección del Destacamento Desplazamiento Rápido y de la Dependencia Jurisdiccional, en el inmueble de mención obteniéndose como resultado el secuestro de cogollos de marihuana distribuidos en ocho envoltorios listos para la venta, elementos de acondicionamiento de la sustancia, equipo de telefonía celular, dinero en efectivo, entre otros elementos de interés en la causa.
La droga y los elementos fueron trasladados a sede policial, estableciéndose que la marihuana secuestrada es apta para la elaboración de 561 cigarrillos de fabricación casera denominados comúnmente «porros».
De esta manera, se destaca el trabajo articulado entre la Justicia de Fuero Correspondiente y distintos estamentos de la Institución Policial como la Dirección General de Drogas Peligrosas, dependencia jurisdiccional y grupo táctico policial para desarticular otro centro de distribución de esta sustancia ilícita.

Comentarios Facebook