La querella pidió identificar al joven apodado «Pipo» y pericias psiquiátricas a los rugbiers

Los abogados que representan a la familia de Fernando Báez Sosa pidieron el viernes una serie de medidas de prueba «urgentes» en el marco de la investigación por el crimen en Villa Gesell, entre ellas la «identificación fehaciente» del joven apodado «Pipo», señalado como quien estuvo «presente en el lugar de los hechos» junto a los rugbiers imputados, y además solicitaron pericias psicológicas y psiquiátricas para todos ellos.
Fernando Burlando y Fabián Améndola, quienes encabezan la querella por parte de los padres de Báez Sosa (18), pidieron estas «medidas urgentes de prueba» a la fiscal que lleva adelante la causa, Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de la localidad balnearia.
La primera de ellas es la «identificación fehaciente de N.N Pipo», que según la querella es «un individuo que no es ninguno de los diez imputados», cuya «presencia» junto al resto de los acusados por el crimen «surge de varios registros fílmicos, de fotografías y de los chats de WhatsApp».
Este joven «no se encuentra hasta el momento identificado fehacientemente en la causa», señalaron los abogados en un escrito, y lo describieron como «una persona delgada, que viste pantalón oscuro y buzo oscuro con cordón blanco».
Para la querella, su presencia «se desprende del análisis de los teléfonos secuestrados» a los rugbiers, así como en imágenes tomadas por «transeúntes en vía pública», en un video captado por una cámara de seguridad municipal sobre Avenida y Paseo Buenos Aires, a las «04:46», donde se lo ve «debajo del cartel de Cipriani- el momento en el que festejan haber cometido el crimen».
«Allí se puede ver a este individuo en compañía de todos los imputados a excepción de Lucas Pertossi, quien se fue del lugar de los hechos por otro camino», señalaron los letrados en su presentación, y detallaron además imágenes captadas por «cámaras privadas de Mc Donald´s», donde «se lo ve ingresar al local donde también están Thomsen y Pertossi, teniendo el buzo sobre uno de sus hombros».
Mencionaron además una «selfie» captada por el celular de Blas Cinalli el día del homicidio a las «05:11», es decir «a pocos minutos de cometido el crimen, donde se ve a Blas Cinalli, (Ayrton) Viollaz, Lucas Pertossi, (Juan Pedro) Guarino, Luciano Pertossi, Thomsen y a PIPO detrás de Cinalli y Viollaz, vestido con el mismo buzo negro con cordón blanco».

Comentarios Facebook