La semana oscura de noviembre

Otra semana de aumentos, paros, largas filas y reclamos. Al parecer este noviembre es el mes en donde todo vuelve con todo, eso tan característico de este año que se nos va. Nosotros ya estamos mal acostumbrados pero con la esperanza de que todo mejore en poco tiempo.


En menos de quince días nos embocaron otro aumento más en los combustibles y en la primera quincena de este noviembre, las naftas ya aumentaron en promedio cuatro o cuatro pesos con cincuenta. Lo más lindo de todo es que aún faltan más aumentos y que las bicicletas no aumentaron este mes, porque entre lo caro de las naftas y el transporte público deficiente, el único consuelo es amigarse con las dos piernas.

Eso si el transito colabora. Siguieron los choques evitables en la ciudad y en sus afueras, lamentando nuevas víctimas fatales hasta en las veredas. Tal es el caso de esta semana donde una estudiante de la ESPES Nº 42 falleció en una vereda luego de que un camión la chocara mientras iba marcha atrás; o el de la avenida Circunvalación, donde un hombre sin casco chocó un acoplado estacionado y murió.

Una semana tan fatal como la atención de salud en el interior que le costó la vida a un mitaí de 7 años que fue picado por un alacrán; o como las causas en la justicia que no se mueven por mas reclamos que hagan los familiares de esas víctimas, cuya representación más exacta lo hicieron los de la Fundación Unidos por el Dolor en las escalinatas del Edificio de Tribunales.

Fue la segunda semana de filas y filas de personas en los bancos. Ni las altas temperaturas de este verano adelantado se compararon con la de los clientes que hacían sus reclamos, aunque por suerte se garantiza que los problemas se irán solucionando lo más rápido posible. No como los problemas de Crucero del Sur, que arrancó otra semana con un paro, lo habitual y común de siempre para una empresa que en dos años no mejoró su servicio.

Los golpes a narcotráfico fueron otras de las noticias destacadas, con la detención de un narco muy buscado desde el 2015 y la detención de otros 5 que laburaban en los barrios de la capital. Precisiones que no se vieron con el intento de detención de un formoseño por intento de homicidio que jamás estuvo en Buenos Aires en la fecha en la que dicen que quiso matar a alguien.

Así pasamos otra semana, descontando los días para otro nuevo año en donde esperamos mejoren las cosas.

Buen fin de semana largo, disfrute de su familia.

Por Nathaniel Cáceres

Comentarios Facebook