La UTA pactó sumas fijas como pidió el Gobierno y Comercio rebajó su reclamo

El gremio de Roberto Fernández lo acordó a cuenta de paritarias para los choferes de corta y media distancia. Para el que lidera Cavalieri, el otorgamiento de los $4.000 permitirá reducir su pedido a los empresarios del 22% al 10% en la negociación de febrero.


Luego de que el sindicato bancario superó la pauta salarial del Gobierno al pactar un incremento del 3,8% y sumas fijas para enero y febrero que van desde $4.500 hasta $10.500, a cuenta de futuros aumentos, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) prefirió estar en sintonía con el Poder Ejecutivo; acordó con los empresarios el pago de $3.000 en enero y otros $1.000 en febrero para los choferes de corta y media distancia, mientras sigue la discusión de las paritarias.

Así lo informó la UTA, cuyo secretario general, Roberto Fernández, destacó que los choferes obtuvieron aumentos salariales desde abril hasta diciembre de 2019 que alcanzaron un 42 por ciento.

El salario básico convencional pasó de $41.000 en abril a $48.501 en diciembre, en el marco de la paritaria que comenzó en abril 2019 y finaliza en marzo de 2020, según la UTA, que destacó que los conductores también recibieron, menos en noviembre, sumas no remunerativas que alcanzaron un total de $21.000 para compensar el desfase inflacionario.

Por otra parte, una situación curiosa se dio en la actividad mercantil: la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS), que lidera Armando Cavalieri, bajó sus pretensiones en materia salarial del 22% al 10%.

Su argumento es que el aumento fijado por decreto por el Gobierno ($3.000 en enero y $4.000 en febrero) provocará un efecto tan positivo sobre los sueldos de los trabajadores del sector que la solicitud sindical de aumento, por la cláusula gatillo, se redujo en un 12%.

“La suma dispuesta por el Gobierno, en concepto de ajuste inflacionario, modifica por lógica el porcentaje del 22% reclamado. Es decir que al incorporarse al salario la suma de $4.000, habría satisfecho aproximadamente un 12,50% de los 22% reclamados. Por eso el porcentual de ajuste a reclamar alcanza al 10%”, dijo la FAECYS en un comunicado.

Al agregar fundamentos a su decisión, el sindicato de Cavalieri sostuvo: “Más teniendo en cuenta que este mes las empresas deberán abonar el incremento del 4,5% correspondiente al mes de enero (que alcanza $1.220 en el salario básico), la primera cuota de $3.000 de la suma fija dispuesta por el Gobierno y la última cuota de $1.000 de los $5.000 establecidos por el anterior gobierno”.

El gremio aceptó el pedido empresarial de postergar hasta febrero una reunión para analizar la cuestión salarial.

La Unión Ferroviaria (UF), en tanto, acordó un aumento salarial remunerativo del 11,2%, acumulativo sobre los ingresos de diciembre con la firma industrial y productora de material rodante TMH Argentina, y una gratificación extraordinaria no remunerativa equivalente al 6,5% del sueldo de noviembre.

Este sindicato es conducido por Sergio Sasia y ya había acordado a mediados de enero, junto con las otras organizaciones gremiales ferroviarias, que los salarios del último trimestre de 2019 se iban a actualizar en un 18,3% debido a la inflación acumulada entre septiembre y noviembre del año pasado.

Este criterio de actualización incluirá “todas las bonificaciones, viáticos y antigüedad”, y las diferencias salariales conocidas como retroactivos y “se abonarán con el pago de los haberes del mes de enero de 2020”.

Comentarios Facebook