Laguna Oca: «Está prohibido el ingreso a las aguas porque es altamente peligroso», dijo Tafetani

El encargado de mantenimiento de la Reserva de Biosfera Laguna Oca, Daniel Tafetani, en comunicación con el Grupo de Medios TVO informó que este fin de semana por las altas temperaturas fueron unas 9 mil personas al predio, sin embargo aclaró que «está prohibido el ingreso a las aguas porque es altamente peligroso», por la profundidad y porque todavía no están puestas las mallas de contención.
«Debido al descenso brusco de las aguas del Río Paraguay, que fue muy pronunciado porque estamos manejando un promedio de 3 a 4 centímetros por día y se va a extender hasta el mes de enero, lo que ocasiona es que al bajar el río baja el nivel de agua de la Laguna Oca, y como es una zona en la biosfera, se ha hecho el dragado mayor para la extracción de arena para el anillo de contención de la ciudad de Formosa, por lo tanto hay sectores que tienen 90 metros de profundidad, y si caminan por el agua unos tres metros ya están a una profundidad de un metro y medio, y esto se hace muy peligroso», comenzó diciendo Tafetani la situación del lugar por la cantidad de gente que va y busca refrescarse ante las altas temperaturas en la Ciudad.
En este marco explicó que «la temporada de bañera todavía no está habilitada, y eso lo disponen las autoridades del Gobierno provincial, porque todavía no están colocadas las mayas de contención, por lo tanto es prohibido el ingreso a las aguas porque estas evitan el ingreso de las pirañas para los bañistas, además cuando esta inaugurada se habilitan los sanitarios, hay médicos, ambulancias y guardavidas; ahora solo se encuentra el destacamento de la Policía de provincia de Formosa cubriendo las mediadas de seguridad».
Asimismo contó que «si bien la Laguna está abierto al público todo el año, y el ingreso a la zona de biosfera es libre y gratuita pueden las personas tienen un lindo espacio donde pueden acercarse a pasar el día y hay parrillas para cocinar, pero no está permitido el ingreso al agua».
«Sin embargo, lo que ocurre es que ante una cantidad de público que asiste los fines de semana donde aproximadamente van unas 4000 personas los días sábado y los domingos unos 4.500 se hacen imposible con la cantidad de efectivos que hay poder cubrir la seguridad de todo el predio y que la gente no ingrese al agua. Y también es entendible que por las altas temperaturas la gente se quiere refrescar, pero es muy peligroso e imprudente por parte de los bañistas ingresar sin autorización», añadió.
Por último señaló que «el Gobierno provincial a través del Ministerio de Turismo son los que van a determinar cuándo se habilitará la temporada veraniega. Nosotros mientras seguimos con el trabajamos que nos compete, donde todos los días a las 5.30 de la mañana ingresamos a hacer la limpieza del predio para cuando la gente comience ingresar tipo 7 de la mañana y encuentre en condiciones, así como también se hace el regado para que los vehículos no levanten tanta tierra y no deje de ser una medida de seguridad».

Comentarios Facebook