Lamentable

Que los vecinos cuiden más la ciudad y no tiren basura y botellas en la vía pública. El bien y la sana costumbre hacen al bienestar de todos. Esa lealtad moral de multiplicarle el trabajo a los recolectores de residuos, es inhumano y egoísta. Por favor, sentido común y justicia para aquellos quienes día y noche barren la ciudad. Seamos solidarios y hagamos una introspección de nuestro proceder.

Comentarios Facebook