Le negaron la ambulancia, llevó en moto a su esposa con trabajo de parto y el bebé murió

Silvio Paredes, oriundo de Villa Lucero, una comunidad de la localidad de Laguna Naineck, en diálogo con el Grupo de Medios TVO relató un hecho lamentable que le ocurrió a su familia días atrás cuando su esposa, con un embarazo a término, le manifestó dolores de parto por lo que dio aviso al hospital para que la asistieran con una ambulancia, algo que según denuncia, le fue negado, no quedándole otra opción más que trasladar en ese estado a su mujer en motocicleta hasta el nosocomio local desde donde fue derivada a Laguna Blanca donde se le informaron que el bebé no tenía latidos.
“Estoy más o menos después de lo que ocurrido. Lo que pasó fue que mi mujer el domingo sintió una puntada en la parte de abajo del vientre, me dijo para que llamara al hospital de Laguna Naineck, yo llamé y me atendió un enfermero, pedí una ambulancia y me dijo que no la podían mandar, que acercara a mi señora como yo podía, no me explicaron nada, solo me dijeron que no podían ir a buscarla, entonces agarré la moto y la llevé hasta Naineck donde le tomaron la presión, le dijeron que estaba todo bien, la revisó el médico y dijo que ya estaba para nacer el bebé, después de ahí la derivaron a Laguna Blanca donde le hicieron la ecografía y ya no encontraron latidos en el corazón de mi bebé”, relató.
Acotó que “el doctor nos dijo que estaba muerto, la mandó a mi mujer directo a Formosa, se lo dijo así sin más, no sé si le avisó a los médicos que le hicieran la cesárea, no sé qué pasó ahí, yo quiero saber por qué la derivaron a Formosa si la podían atender ahí, ellos tendrían que haberle hecho la operación en Laguna Blanca, si se le hacía la operación ahí iba a vivir el bebé, pero ellos no tuvieron otra opción que mandarla a Formosa que es lejos para una embarazada que ya está por tener el bebé, por algo la llevé al hospital para que la asistan pero no hicieron nada, ese es el gran dolor que tengo hasta ahora de que no la asistieron antes”.
Paredes aseveró además que en el hospital de Laguna Naineck, “no hay nada, solamente te revisan si te duele la cabeza, el cuerpo, nada más que eso”.
El hombre contó además que junto a su esposa tienen otra hija de dos años y medio, “este era nuestro segundo bebé, estamos destruidos, se podría haber evitado, pero no se hizo nada”.
También señaló que en Laguna Blanca “no me supieron decir nada, yo fui el domingo a la tarde para ver cómo estaba mi señora y ahí me dieron la noticia, los que estaban en la guardia me dijeron que el bebé no tenía latidos, que por eso la mandaron a Formosa, yo pedí hablar con el director y me dijeron que vaya el día siguiente a las 8, fui y hablé con él, le pregunté por qué la derivaron a Formosa a mi mujer en vez de hacerle en Laguna Blanca la operación y me dijo que supuestamente porque estaba grave, también le pregunté qué pasó con la máquina para hacer la ecografía y me dijo que ‘nada’, entonces le dije que porqué cada vez que asistía con mi señora me decían que estaba descompuesta, a todas las embarazadas que van le dicen eso, es una vergüenza que se niegue eso, a mí me confirmó el director que nunca estuvo descompuesta la máquina de hacer ecografía, que todo era mentira, yo le expliqué que en la guardia siempre dicen que no funciona y no me supo contestar. Ellos siempre decían que el ecógrafo no andaba y pasó lo que tenía que pasar, es tarde para llorar, por lo que veo nadie hace nada, a nadie le importa nada”, dijo angustiado.
“Yo quiero que esto se investigue, voy a hacer la denuncia, esto no voy a dejar así, no quiero que le pase a otra persona, hoy me pasó a mí y es injusto. No quiero que esto le pase a nadie más, perder un hijo es muy doloroso, que se haga lo que se tiene que hacer, que alguien intervenga, que los funcionarios, el gobernador haga algo, esto no puede pasar más, sé que le ocurrió a varias personas y nadie se mueve, soy el único que está pidiendo justicia. Le pido a la gente que tome coraje y denuncie cuando pase esto, una familia ya no se recupera de esto”, finalizó el hombre.
Explicación del director del
Hospital La Madre y el Niño

Asimismo, en la conferencia de prensa de ayer del Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19, el Grupo de Medios TVO le consultó sobre lo ocurrido al director del Hospital La Madre y el Niño, Víctor Fernández.
“Con respecto a la paciente de Naineck, ella realiza una consulta en dicha localidad, de allí es derivada en ambulancia al hospital de Laguna Blanca desde donde también es derivada al Hospital de La Madre y el Niño donde se realiza la cesárea de la paciente”, explicó.
“Yo entiendo lo que es el dolor de sus padres de perder lo que es un hijo antes de nacer, pero nosotros tenemos los resultados de la pos-cesárea de este embarazo donde se obtuvo un producto masculino de 3 kilos 260 gramos, que estaba macerado, lo que significa que el producto que se obtiene llevaba aproximadamente más de 48 horas sin latidos dentro del vientre de la madre, ya en Naineck se había constatado los latidos negativos, en Laguna Blanca nuevamente se constató lo que son los latidos negativos con una ecografía y posteriormente es derivada al hospital de La Madre y el Niño donde se hizo la cesárea apenas llegó la paciente”, aseguró el doctor Fernández al explicar lo que había ocurrido con el caso.

Comentarios Facebook