Leonardo Sbaraglia habló sobre su temor a la segunda ola de coronavirus

De regreso a la Argentina, tras haber estado radicado un tiempo en España, Leonardo Sbaraglia brindó una entrevista íntima a Cecilio Flematti en A24, donde se abrió como nunca, confesó su temor a la segunda ola de coronavirus y dio su opinión sobre Cristina Kirchner, Mauricio Macri y la gestión de Alberto Fernández.

“Creo que hay que tenerle miedo al coronavirus, en el sentido de que no hay que bajar la guardia. Mi tía bajó la guardia y falleció. Era una persona sana, joven, 69 años. Se encontró con otra persona que estaba con síntomas, que se hizo el hisopado y antes que le den el resultado, fue y la vio a mi tía. Mi tía y su pareja se enfermaron y los dos fallecieron. Yo ahora digo que quizás mi tía nos salvó la vida a todos, a mi vieja, a mi viejo, porque a partir de ahí todos dijeron: ’Uh, esto va en serio´”, relató. Y agregó: “Creo que uno no tiene que hacer campañas de terror, pero estamos pasando por una cosa que no sabemos, que es un misterio, se sabe mucho menos de lo que se cree”.
En relación a la vacunación, fue contundente: “Por supuesto que me daría la vacuna, pero primero obviamente quiero que se la dé mi vieja que tiene 72 años. Estoy desesperado porque se la dé. Mi viejo, como es personal de salud, ya se la dio”.
Por otra parte, habló sobre una posible vuelta a la cuarentena estricta. “Tengo miedo que se vuelva a parar el país, ojalá que no ocurra, pero si hay que volver a parar, habrá que volver a parar. Es la realidad que nos pasa”. En ese sentido, opinó sobre el manejo de la pandemia que hizo el gobierno actual. “Es muy difícil juzgar un gobierno con la pandemia, me parece que las medidas que se han tomado en relación a la pandemia y a lo que uno ve, por ejemplo, en Brasil, yo prefiero este sistema, estar cuidando desde el Estado la salud de las personas”. En ese sentido, también destacó que es “hartante la disputa constante a nivel mediático, uno ya no es libre de opinar”.
Además, Sbaraglia se autodefinió como “feminista”. “Feminismo es creer en la igual de oportunidades tanto para el hombre como para la mujer. Y creo que hay que seguir aprendiendo mucho de lo que es ser feminista. Entre los hombres nos es muy difícil todavía hablar de las mujeres, creo que sobre todo cuando estamos y nos juntamos con otros hombres somos cavernícolas”, señaló.
Por último, se sometió a un ping pong en el que tuvo que dar su visión sobre reconocidas figuras. Sobre el Papa Francisco, expresó que es un “proyecto de hacer algo desde un lugar más corrido a la izquierda”, de Cristina Kirchner sostuvo que es “de las más grandes dirigentes y cuadros políticos de la Argentina de todos los tiempos”, en relación a Mauricio Macri solamente se limitó a decir que “leería su libro para conocer más su pensamiento” y de Alberto Fernández dijo que “es difícil opinar” porque lo conoce poco. “El gran tema que está pendiente son los presos políticos, Alberto tiene que ponerse ahí”, finalizó.

Comentarios Facebook