“Los subsidios no van a aumentar en términos del PBI”, aseguró Martínez

El Gobierno nacional tiene la premisa de “no aumentar los subsidios en términos del PBI”, en el proceso de focalizar la ayuda en el 40% de la población que entiende no está en condiciones de pagar el costo de la energía, en un nuevo esquema que será independiente del descongelamiento de las tarifas que se deberá dar “sin generar recesión” en otros sectores.
Así lo explicó el secretario de Energía, Darío Martínez, en una entrevista con Télam en la que consideró que el sistema debería ir hacia “un esquema de tarifas de transición”, que permita elaborar una nueva Revisión Tarifaria Integral (RTI) tanto para los servicios de luz como de gas.
“Los subsidios no los vamos a aumentar en términos del PBI, es un primer objetivo que nos propusimos. Luego, independientemente de la situación y la capacidad de pago de los argentinos, queremos hacer un uso mas eficiente de los subsidios”, aseguró el funcionario de la cartera económica.
En ese proceso, Martínez señaló que será necesario aplicar “muchos instrumentos que no se han utilizado y para eso estamos tratando de recavar toda la información para poder aplicarlo ya”, en una tarea encarada con la Anses que permite identificar a los sectores más vulnerables de la población.
“Estos instrumentos -aseguró- nos permitirían subsidiar al sector que realmente no puede pagar el costo de la energía, pero también indicaría dejar de subsidiar a sectores que sí pueden pagarla y que en términos porcentuales de sus salarios es aún menor lo que incide en sus ingresos que en los sectores mas bajos”.
En ese rediseño que ya tiene en marcha la Secretaría de Energía, se identifican “los dos extremos, que el 40% de la población que no puede pagar el costo de la energía, y un 15 a 17% que pueden pagar ese costo”.
En el medio queda “todo un sector con el cual el objetivo es tratar de que pagar la energía no incida en la decisión de adquirir otros bienes y servicios, que no genere recesión en otras cosas. Pero también ese sector puede ir enfrentando una tarifa que evolucione a un nivel que no le consuma de su salario en términos porcentuales cada vez más”, explicó.
“Nos encantaría tener ese esquema lo antes posible, pero no se ha hecho antes, no es fácil, pero ese es claramente el horizonte al que vamos”, aseveró.
Al mismo tiempo, Martínez aseguró que este trabajo de focalizar los subsidios “es independiente de la decisión de descongelamiento que ahí va a tener que ver con la situación y la capacidad de pago de los argentinos, que se viene recuperando a pesar de la pandemia y está la expectativa de que se recupere aún más en los próximos meses”.
“Son dos decisiones”, diferenció el secretario al señalar: “Si logramos un esquema de eficiencia en el uso de los subsidios vamos a poder avanzar con una tarifa de transición o no. Deberíamos ir a un esquema de transición -aunque no sé en qué momento-, mientras se reconstruye una nueva RTI, porque si usamos las RTI actuales se dispararía a niveles impagables”.

Comentarios Facebook