Los tiempos cambian

Necesitamos más hechos y no palabras, hoy la gente ya no se convence como en otras épocas donde quizás una bolsa de mercadería cambiaba de pensamiento. La gente comprendió que su destino depende de ellos, de trabajar y así adelante, pero más que nada de tener buenos funcionarios que gobiernen para la gente y para brindar el escenario apto para el progreso.

Comentarios Facebook