Luis Canessín presentó su disco con canciones que evocan la palabra de Dios

Canessín va a cumplir 27 años en el sacerdocio el próximo 26 de febrero y a días de esa fecha, editó su primer disco como cantautor; que él mismo reconoce «es cumplir un sueño» y que especialmente fue posible gracias al apoyo de «los amigos que tengo de la música». La referencia es para los artistas locales como Marisol Otazo, Costado Norte, Cristian Acosta, Karina Scozzina y tantos otros.
Detalló que el 29 de septiembre del año pasado se comenzó a trabajar en el CD, y en un tiempo récord se grabó en el estudio de Matías Mongelós y los arreglos musicales fueron hechos por Juan José Viera, quien hace pocos días falleció y por quién señaló: “Él me tuvo mucha paciencia y ya está en el cielo siento ésta su última obra. Y quiero compartir que en Juan José está el mensaje de Dios, que se vale de las personas para su creación, que es a través del acompañamiento de hermanos y hermanas que emprendimos la aventura de transmitir con estas canciones un mensaje de amor, de vida y de esperanza para el pueblo santo de Dios”.
Consultado sobre cómo se inicia su pasión por la música, explicó que data de su infancia “cuando iban a casa a dar serenatas músicos folclóricos para mis hermanas, allí me involucre con ellos, recuerdo que uno era Miguel Alvarenga y también los hermanos Del Turco, con quienes los Canesín tenemos vínculo familiar”.
“A mí siempre me gustó escribir y fue Valentín Héctor “Banana” Del Turco que me enseñó cómo adaptar las letras a las canciones, es decir, como comunicar a través de la música”, recordando que fue en aquellos tiempos en que se desempeñaba como párroco en la Iglesia San Francisco de Asís en el año 1999.
Después el transitar de la vida lo llevó al interior provincial, y en momentos en que “estoy viajando por la ruta voy escribiendo acerca de las vivencias en el campo, que habla mucho de nuestras raíces, nuestras costumbres como formoseños, que incluso me remonta a las historias de mi juventud y el recuerdo de mi padre como es la canción “Cuantas cosas tiene la vida”, que es la primera que escribí”, aseveró.
El disco ya se encuentra a la venta en la librería del Obispado y todo lo recaudado se destinará a la construcción del monasterio de las hermanas Clarisas, indicando Canessín que hace dos años en oportunidad de la celebración de la Virgen del Carmen, las hermanas provenientes de México fueron presentadas y el municipio le donó un terreno para su monasterio y “necesitan dinero para construirlo”.
Para concluir, expresó que su deseo es que las canciones «sean de provecho y ayuda para la gente».

Comentarios Facebook