Macabro hallazgo en Santa Fe: encontraron una mujer descuartizada en el Río Paraná

Un macabro hallazgo tuvo lugar en el arroyo Saladillo, cuando unos pescadores que estaban a 400 metros de la desembocadura del río Paraná encontraron dos brazos flotando. De inmediato dieron aviso a Prefectura y a la Fiscalía regional.
Efectivos de Prefectura iniciaron un rastrillaje y hallaron el lunes en diferentes bolsas de consorcio, partes de una cabeza y dos piernas pertenecientes a una mujer.
El martes a la tarde se encontró un torso que presentaba un corte que lo dividía en dos partes. En principio las piezas halladas serían partes de un mismo cuerpo. En el caso de los brazos, en ambas manos portaban anillos, lo que tal vez ayudaría a identificar el cadáver.
Los primeros restos fueron hallados en el extremo noreste del Parque Sur, a la altura de avenida Argentina y Centenario. La información preliminar daba cuenta de que se trataría de una mujer joven por la presencia de un anillo en una de las manos y también las uñas semipintadas.
Sin embargo hasta el último martes por la noche, mientras se seguía analizando lo encontrado en el Instituto Médico Legal (IML), no se logró averiguar nada sobre la víctima. Según se sospecha, las piernas y brazos que fueron apareciendo habrían sido seccionados con sierras.
De acuerdo con datos del Ministerio Público de la Acusación (MPA), los brazos aparecieron flotando, en tanto parte de la cabeza y las otras extremidades estaban en bolsas. Lo primero en estudiar fueron las huellas dactilares y, si bien parecía difícil obtenerlas por el desgaste de su piel luego de un tiempo en el agua, finalmente se pudo obtener una.
Las primeras constataciones biológicas estimaron que las partes estuvieron en el agua entre 48 y 72 horas. El torso seccionado fue el hallado luego de un profundo rastrillaje con perros, que husmearon en un apartado del arroyo.
Todas las partes fueron ubicadas en un área de 400 metros a la redonda. “Se trata de una mujer. La edad la vamos a saber después de la autopsia. Los restos fueron cortados con algún elemento estuvieron más de dos o tres días en el agua. Se encontraron dentro de bolsas de consorcio negro”, indicó el fiscal de Homicidios Adrián Spelta.
“Estamos cotejando y descartando denuncias de personas desaparecidas. La fiscalía tiene personal especializado en la búsqueda de paradero y en la dependencia se reciben varias denuncias al mes. Tras analizar varias de esas denuncias y citar a familiares, desestimamos unas cuantas, pero nos focalizamos puntualmente en tres casos de mujeres de entre 20 y 40 años con características físicas que podrían ser compatibles con los restos hallados”, sostuvo el fiscal.
Spelta aseguró que los próximos pasos serán la “extracción de material genético” para definir la identidad. “Estamos en los primeros momentos de la investigación y resulta imposible determinar otra cosa más que lo que tenemos”, dijo el fiscal.

Comentarios Facebook