Maradona abandonó la clínica tras ser operado y pasar 10 días internado

Después de atravesar una operación en su cabeza por la aparición de un hematoma subdural, Diego Maradona recibió el alta de parte de su médico personal Leopoldo Luque y se retiró de la Clínica Olivos donde pasó sus últimos días tras la intervención quirúrgica.
A partir de ahora, continuará su recuperación por el cuadro de abstinencia (vinculado al consumo de alcohol y a la medicación que tomaba por sus problemas de ansiedad y para conciliar el sueño) en una casa de la zona Norte y no volverá, por el momento, a su residencia en Brandsen, donde se había mudado para estar cerca del predio de entrenamiento de Gimnasia.
El alta se dio minutos antes de las 18: el astro, de 60 años, abordó una ambulancia que lo trasladó a su nuevo hogar en el barrio cerrado Villanueva de Tigre, cerca de Nordelta. Al sentirse bien, el director técnico de Gimnasia pretendía marcharse en un automóvil particular, pero el protocolo se lo impidió.
Detrás de la ambulancia salió una camioneta con algunos de sus familiares, que estarán junto a él en la propiedad recientemente alquilada para su rehabilitación. Algunos de los fanáticos y curiosos que aguardaron el momento lo saludaron con cánticos y frases de aliento.
Antes del alta, el equipo interdisciplinario que lo cuida difundió la primera imagen post operación. En la foto, que fue tomada ayer, se lo puede ver junto a Leopoldo Luque, su médico personal, en su habitación en el sexto piso de la Clínica Olivos. Posee el vendaje en la zona donde le colocaron el drenaje para evacuar el edema y esboza una sonrisa.
“Te di mi palabra, vos confiaste y los dos cumplimos. Esto continúa, pero hoy festejamos este gran paso juntos. Te deseo paz en familia, Maradona. Te amo para siempre”, escribió el neurocirujano en su cuenta de Instagram, junto a la imagen del paciente.

Comentarios Facebook