Marcelo Bielsa habló del rechazo en Argentina hacia él y las acusaciones por «vender humo»

Después de una racha triunfal de siete partidos consecutivos, el Leeds United afronta una crisis de resultados: ganó apenas dos de los últimos once y perdió en cuatro de los seis anteriores. Tras el 1-1 ante Brentford que lo dejó segundo a seis unidades del líder West Bromwich, Marcelo Bielsa brindó la habitual conferencia de prensa que se cerró de una forma particular.
Luego de argumentar por qué mantenía como arquero al español Kiko Casilla, de pobres rendimientos en los últimos compromisos, se refirió a las constantes críticas que recibe en su país de origen, basado en la trascendencia que tomó una de sus últimas extensas respuestas.
“Cuando uno explica demasiado un tema, el destinatario de la explicación toma dos caminos: yo soy una persona muy rechazada en mi país, entonces cada vez que explico algo repercute en Argentina, en este caso, diciendo que yo vendo humo. Por eso tengo tanta vergüenza de explicar lo que pienso. Siento que lo que explique sólo va a servir para confirmar que vendo humo. Entonces hay una sola manera de evitar esto: ganar todos los partidos”, se explayó.
Y agregó: “Más allá de que no lo consigo habitualmente, sé perfectamente que en Argentina pero en el mundo también, el apoyo sólo te lo da el triunfo. Y como casi todos somos perdedores, por eso todos estamos tan solos”.
El entrenador rosarino trató de hacerle entender a un periodista británico (a través de su intérprete) que si extendía su respuesta por la continuidad de Casilla en el arco del Leeds entonces la contestación tendría repercusión por su extensión y no por el contenido. Por eso sintetizó: «Apoyar al que está debilitado es leído por el resto de los componentes como un reaseguro frente a sus probables declinaciones. La inseguridad merece ser neutralizada con confianza para el que se equivoca».
Respecto a la mala racha, analizó: “En este momento de malos resultados trato de diferenciar lo que es explicación, justificación y excusa. Son tres formas distintas de mirar la realidad”.
Y en la misma rueda de prensa se animó a hacer hincapié en la relevancia de las redes sociales hoy en día, pese a que no las maneja, con el ejemplo de Kiko Casilla: “Él conserva la confianza en sí mismo y de los compañeros, pero ha perdido la que expresan los medios de comunicación y redes sociales, que son nuevos elementos de juicio. La opinión en los medios lleva firma y eso indica que lo hace un profesional que está capacitado para expresarse; la de las redes no ofrecen esa posibilidad, se sabe quién escribe pero no su capacidad. Las opiniones valen y todo el mundo puede opinar, pero deberíamos otorgarle el peso justo”.

Comentarios Facebook